martes, 31 de agosto de 2010

¡Al carajo el curriculum!

Pues sí, luego de tantas vueltas, trabajos, dificultades, leeros y releeros, hemos llegado a un punto en el que estamos con casi cero trabajo programado. Iryna sigue con sus clases de matemáticas (aunque mi padre dice que "siente que esta china no ha aprendido nada en todo el año"), con el ballet y la gimnasia; Cedric está en su terapia ocupacional dos veces a la semana y sus clases de deporte; Anuk, lectura, ballet y gimnasia.

Pero ese trabajo "formal", esos "conocimientos" formales, los experimentos, ejercicios, lecturas y demás, han quedado suspendidas "hasta nueva orden". Llevamos 8 meses en el proceso de descolarización de Iryna y 3 con Cedric, se que hasta ahora estamos empezando y que las crisis y cambios son normales y necesarios. Pero más allá de estar atravesando una crisis de educar en familia ha sido una decisión de ellos (tácita e inconciente) y mía (reflexiva y a viva voz). Porque una de las razones de peso para educarlos en casa fue el hecho de que en el cole, a pesar de estar rodeados de gente por todos lados, no aprenden a relacionarse, a socializar, a compartir, a hablar en buenos términos, a dar un buen trato, por resumirlo, a ser buenos seres humanos.

La convivencia no es sencilla, millones de divorcios en el mundo lo confirma. Desde que Cedric está en casa todo el día las relaciones familiares se han complejizado un poco más, lo cual es completamente lógico. Así que por un lado está eso, las peleas son más frecuentes, los malos tratos Anuk-Cedric, Iryna-Cedric y viceversa, y eso requiere mucha atención y mucha energía de mi parte.

Por otro lado, aqui en casa los chicos tienen sus obligaciones comunales. Es posible que nadie en su sano juicio diga que adora lavar la loza o tender la ropa mojada, pero son esas cosas necesarias en el día a día, que todos tenemos que asumir y hallarle el lado más amable. Esto ha sido tema enredado con los mayores especialmente, y en  los últimos tiempos se buscan  todos los artilugios para sacarle el cuerpo a sus deberes y eso hace que demoren muuucho más tiempo del que deberían. Así que si lo importante es que aprendan a vivir en comunidad con todo lo que eso implica, pues prefiero hacer un alto en los "estudios intelectuales" y reforzar los "estudios humanos", que cojar ritmo con sus responsabilidades, con las rutinas del día a día y que la convivencia como tal se regule y mejore un poco antes de retomar y comenzar otras áreas del conocimiento.

jueves, 19 de agosto de 2010

Las ventajas del colecho

Este es un problema que no se presentaría si hubiera una práctica generalizada del colecho, si recordáramos que como especie necesitamos el calor de otro cuerpo para acurrucarnos en la noche confiados y felices.

video

Y es que a quién le gusta dormir solo, en una jaula de barrotes, frío, con miedo.... Qué mamífero pone a dormir a sus crías en etapa de lactancia (que para la especie humana biológicamente hablando, va hasta los tres años y más) en otra cueva? Si negar nuestra naturaleza es ser civiliados, pues yo vuelvo a la edad de piedra. En el video el instinto del papá le dice que se acueste a dormir con su bebé, y todo se soluciona... hasta cuando él quiere dejarlo de nuevo solo.

Líam ya tiene dos años y aun duerme con nosotros. No cambiaría sus piecitos calientes sobre mí por nada. Cuando me voy a dormir le digo a Fabián que hay un hombre (que no es él) que me espera en la cama, jejejeje

viernes, 6 de agosto de 2010

Distante

Me hallo un poco distante del blog porque mi compañero de travesía en el ciber espacio, ya no está conmigo. Estoy sin computador, así que me paso por acá poco. En corto tiempo espero poder volver a visitaros diariamente.