lunes, 28 de marzo de 2011

Procesos de autoaprendizaje

¿Es el aprender una chispa innata en todo ser humano? Entre más leo creo que la respuesta es SI. El bebé gatea, se para, habla y camina sin condicionamientos externos, tal vez a unos se los aliente más que a otros pero las ganas de aprender están sobre todo en él o ella. Así que esperamos que en el homeschooling y aun más en el unschooling brinquen estas chispas, pero la verdad no es siempre así.

Después de 9 y 8 años de escolarización de Iryna y Cedric estaba bien preparada para pensar que la chispa no saltaría fácilmente. Efectivamente, aun no veo con claridad esos procesos en Iryna y el mono está lejos de eso. No me afana, no. Ya llegará.

La sorpresa ha estado más en Anuk, que a pesar de no haber estado nunca escolarizada, me viene con el mismo "¿qué puedo hacer?" de sus hermanos, y lo primero que pienso es que con el ejemplo de los dos grandulones pues ni modos, el que anda entre la miel algo se le pega. Llevamos ya meses con Fabián diciéndole cada vez que viene con esa pregunta, "qué quieres hacer?" A lo cual ella el 80% de las veces responde "No sé". Le decimos todas las opciones que tiene a su disposición en ese momento a lo cual hace cara larga, se encoge de hombros y da media vuelta.

Hasta el día de hoy. Mismo proceso, mismas respuestas. Vio que Iryna guardó el reloj despertador de Cedric que había cogido Líam, con obvia pataleta de por medio, así que dijo le voy a hacer un reloj a Líam, sacó hojas y lápiz y se dio a la tarea, la cual quedó inconclusa ya que llegó su profe de lectura. Pero bueno, es la primera iniciativa a lo que estos temas se refieren así que me alegra por ella. Es cierto que en casa de vez en vez por su propia cuenta ayuda en la cocina o a limpiar algo, pero en otras áreas hasta ahora está dando el paso.

Creo que la instrucción dirigida es importante ya que permite avanzar rápidamente gracias a la experiencia de otro pero estoy tentada a pensar que se puede obviar completamente (o casi) más en ciertas áreas y hasta cierto nivel. Pero creo que también puede ser castrante o volver al individuo tan perezoso y dependiente que nuncá podrá hacer más allá que lo que el padre-profesor-jefe le dice.

El proceso autónomo de aprendizaje es muy pero muy importante, lo que aprendemos por intereses propios y por gusto nunca se olvida y es super gratificante. Dependiendo del interés, constancia y disciplina se va más lejos. Y sé que uno no debería esperar (pero ni modos, soy mamá cansona), pero de Líam y Anuk espero que lleguen al proceso autónomo mucho más fácil y rápido que sus hermanos.

sábado, 26 de marzo de 2011

Ensalada de la huerta

Como algunas de las hortalizas que sembramos hace tres meses ya están para cosechar hemos decidido hacer cada martes una ensalada para las onces compartidas. Los chicos estuvieron muy entusiastas y rápidamente se pusieron a la tarea, picaron lechuga crespa, acelga y lechuga romana de nuestra huerta, y le agregamos un par de tomates (orgánicos) semillas de ajonjolí, maní y vinagreta. Me alegra mucho que hayamos llegado a este punto porque es gratificante "saborear" el resultado del trabajo realizado, y es un punto de inicio para comenzar a mirar nuestra alimentación de otra manera. El resultado, delicioso igual que el proceso. Aquí unas fotos:



miércoles, 23 de marzo de 2011

Martes mudo (en miércoles) - Yo le dije que poquito

Fue lo que me dijo Fabián cuando lo puse a limpiar el reguero que hizo el angelito con los talcos. Su papá se los abrió y no supervisó... Creo que sus conceptos de "poquito" son bien diferentes.

lunes, 21 de marzo de 2011

¿Crisis de los 33?

Hace un par de días estábamos buscando en casa de mi madre una tela. Mi madre es modista pero pocas veces hizo de su oficio un negocio, para ella lo importante era su casa, siempre cosió para nosotros y ahora cose para los nietos. De ella heredé el gusto por la costura y de haberla visto tantas veces creo que tengo buena cabeza para eso. Nunca nos enseñó, no sé bien por qué, creo que duré 15 años pidiéndole que me enseñara pero cada vez que lo intentábamos era caótico, creo que hablamos idiomas visuales muy diferentes así que no nos entendemos. Opté por coger sus manuales de modistería y partir de cero y así es como he ido aprendido, con algunas cosas que aun no sé resolver le pregunto y ambas le ponemos mucho empeño en hacernos entender y es realmente de gran ayuda; por ejemplo, poner las mangas cada vez me cuesta menos trabajo pero de las 5 prendas que he hecho en estos meses solo he podido prenderle la manga a 2, y ahí llega mi madre al rescate, ampliando siempre la información y gracias a ello he puesto las últimas yo solita =)

Retomo, o como diría mi madre -y la señora siguió lavando el gato-.
Estábamos buscando la tela y la tarea era un tanto titánica, la cantidad de cortes de tela aun intactos y de sobrantes es grande, ella poco bota porque siempre existe la posibilidad de que un recortico sirva para algo. Así que con lo sobrantes era como ver un album y ella iba diciendo: esta es la tela de la blusa que le hice a tu hermana para el grado de JD y esta fue la tuya, los delantales que regalé en una navidad, las telas de Maicao, el disfraz de cebra de Iryna... y así. Y con los cortes nuevos (que son un montón): este es para un pantalón mío, esta panita es para un proyecto y esta telita naranja es para otro...

Los recortes, podría decir, que son como pequeños sueños ya cumplidos, que se tratan de conservar con apego. Los cortes nuevos son los sueños por cumplir, puede ser que se cumplan, que se transformen o que no se realicen.

Fabián me ha cuestionado en estos días preguntándome cuál es mi sueño. Vaya pregunta difícil de responder para mí. Por más simple que suene mi gran sueño era ser mamá y poder compartir la vida con él. Así que se han cumplido y estoy muy feliz de ello, y aunque esto es magnífico también se que quedarme en casa 'sin hacer más' no es una opción para mí.

Fabián dice que hay que tener sueños porque funcionan como un motor para nuestra vida. Y yo creo que tiene razón, pero me hallo un tanto enredada y un poco perdida. Estoy en proceso de hacer revisión de qué quiero hacer conmigo, dejo abiertas demasiadas opciones en la vida y me pongo a esperar a que las cosas lleguen pero poco me muevo para conseguirlas. Si la educación debe servir para autoconocerse y trazarse caminos a seguir, entonces mi educación está incompleta, en esa línea, yo soy aun adolescente, no he superado en esto los 18, estoy igual que Iryna, sólo que ella tiene la validación de la edad que hace viable cualquier cosa que se proponga, y pues yo tengo experiencia en algunas cosillas pero ya mi cuerpo no es tan joven.

La música y la danza hacen parte de lo que soy, de mi definición como persona -pero con ello no estoy construyendo nada en el presente-, me gusta el maquillaje y ha sido una opción laboral y creativa -pero no es constante y siento que en eso todavía estoy comenzando-, quiero vivir en espacio rural -pero aun no es el momento para eso-, mi carrera me ha dado herramientas que aplicaré el resto de mi vida y con la que estoy iniciando proyectos, pero no sé. Hay otras cosas que también me gustan y que podría comenzar de cero. Y a todo esto sumémosle la educación en casa y todo el tiempo, mente y energía que invierto en eso.

Decidir. Con algunas cosas es sencillo pero estas son de las decisiones que me cuestan trabajo... temor a "equivocarme" pero también a que se me pase el tiempo sin hacer nada. Quiero ver atrás y recordar con alegría y sin apego, y sí, necesito ver al frente teniendo claros algunos puntos hacia dónde dirigirme.

Las fotos son mis cortes de tela, los pequeños proyectos por hacer que están embutidos entre las dos bibliotecas del cuarto. Trataré de no comprar más telas hasta no haber usado una buena cantidad de los que ya tengo. No quiero en veinte años tener un gran baul de cortes y sueños sin hacer!

jueves, 17 de marzo de 2011

Cosechando

Han pasado 3 meses y medio desde que iniciamos el trabajo en la huerta y 2 meses y medio desde sembramos las primeras plántulas. Así que algunas cosas ya están a punto y se llega el momento de cosechar!

Antes de coger la primera planta hicimos un inventario de especies y estado de salud de las plantas en cada cama. En general vemos que los resultados son muy positivos, la mayoría de las plantas de han desarrollado muy bien y aunque tenemos babosas, orugas y pulgones, podemos decir que ha habido comida para todos.

Aquí estamos cosechando nuestra primera lechuga.

Anuk al rescate de las babosas que estaban prendidas en las hojas de la lechuga.

La cosecha del día: solo tomamos una lechuga crespa, una escarola y unas hojas de acelga. Cada uno salió con unas pocas hojas en la mano cual si fuera un ramo de flores... Y ahora... a comer!!

domingo, 13 de marzo de 2011

En el museo de la ciencia y el juego

El viernes pasado estuvimos en el museo de la ciencia y el juego de la Universidad Nacional. Todo comenzó porque Aleja y su familia querían ir pero tenían que tener un mínimo de 10 personas para que nos hicieran el recorrido, así que inició invitando a los de la huerta y terminó rotando la información al listado de familias que educan en casa en Bogotá.... Y terminamos asistiendo 59 personas! Alrededor de 17 familias llegamos al museo. Este es un espacio que ya tiene 25 años de funcionamiento y tiene cosas muy chéveres para todos.

Cuando llegamos nos hicieron sentarnos con la intención de enseñarnos como se usaba cada juego. MUY ESCOLARIZADA LA COSA. Creo que los niños se aguantaron el rato porque no están acostumbrados a eso y era una nueva experiencia para muchos, pero caramba! Creo que una cosa que también afecta a la gente cuando vamos a un espacio como un museo, es que los guías y es espacio en sí no están preparados para recibir a iños de variadas edades y a tantos padres al mismo tiempo, se ponen tensos y se enredan.

Aquí unas fotos de la charla de introducción:
De verdad que creo que estuvimos tan juiciosos por la sorpresa!
Luego ya nos dieros vía libre para usar los juegos, péndulo de arena
Figuras que se hacen con la arena producto de la vibración
Dibujos con movimientos pendulantes
Una explicación de un agujero negro
Este es un espacio para visitar varias veces. Hay que repetirla. Estuvimos todos muy entretenidos.

viernes, 11 de marzo de 2011

De las razones de educar en casa

En una de las primeras entradas de este blog les contábamos nuestras razones para educar en casa. Lo leo y siento que no han cambiado, siguen siendo las mismas razones por las cuales los chicos sigen en casa y no en el colegio. 

En este año hemos tenido la posibilidad de conocer algunas otras familias que han optado por esta opción y siempre en algún momento surge la pregunta de por qué llegaron a este camino. 

Para algunas familias ha sido algo natural, los chicos estuvieron poco o nada en el colegio. Parir los hijos en casa o haber leído sobre la crianza con apego los llevó a pensar en otra opción de aprendizaje para sus niños.

Para otros ha sido por salud de los chicos; etiquetados con déficit de atención, hiperactividad u otras dolencias (hasta dónde falsas) del mundo infantil contemporáneo, maltratados por compañeros y profesores, encontraron en la educación casera su receta para estos males.

Hay otros que consideran que el sistema educativo actual es inviable, erróneo, achacoso y por ello deciden desescolarizar.

En algunos la parte religiosa ha pesado, pero aun no conozco (aunque no conozcomo muchas y se que las hay) una familia que haya desescolarizado principalmente por esta razón.

Hay un último grupo de familias cuya motivación ha sido económica, principalmente. Los colegios generan unos gastos tan altos que llega un momento en que la familia siente que trabaja solo para pagar el colegio y sobrevivir y no está dipuesta a bajar de "nivel" a sus hijos metiéndolos en un colegio más barato así que encuentran en la educación en casa una opción. 

No creo que una razón sea más válida que la otra y a menudo se mezclan. Llegado este punto lanzaría la pregunta: Partiendo de las razones anteriormente expuestas de hacer educación en casa ¿habrá algunas familias más suceptibles de volver a escolarizar a sus hijos? ¿Qué piensan ustedes?

miércoles, 9 de marzo de 2011

Donde Herson

Este martes de huerta nos fuimos a una huerta fuera de la ciudad, a la casa de Herson, amigo de vieja data. Junto a su compañera cultivan de manera orgánica desde hace 3 años, más o menos. Luego de casi 1 hora y media de camino llegamos a nuestro destino. Comenzamos la jornada con una caminata hacia la huerta de un vecino campesino de nuestro anfitrión, en el camino los chicos jugaron, brincaron, se mojaron, vimos cucarrones, musgo, piedras, maticas... Llegamos a la huerta de Nelson donde nos explicó un monton de cosas, aprendimos mucho de él. Luego de vuelta, almuerzo y mas charla. Estuvo entretenido y aprendimos, un poco pesada la cargada de los chicos, lo normal.


El dueño de casa contándonos la historia de la carretera que pasa por allí, que todos los desperdicios de la obra los arrojaron al terreno contiguo y lo dañaron. Que era un punto del cual surgían fuentes de agua y que por ello la tierra se esta moviendo y la carretera dereriorando rápidamente.
Los chicos jugando en las piedras...

Sabían ustedes que esta es la flor de la cebolla puerro? Pues nosotros jamás habíamos visto algo así en nuestra vida. Mide como un metro ochenta y la flor tiene como 10 cms de diámetro. Para nosotros fue requete wau! No tomé muchas fotos, buuu, el trote con los chicos no me dejó tomar más. Creo que volveremos en otro momento allá y seguiremos aprendiendo de su trabajo.

lunes, 7 de marzo de 2011

Sociedad vs(?) Comunidad

Hay tantas cosas que damos por hechas que estamos ciegos. "La Matrix" está tan bien construida que nos la hacen ver como única realidad y nuestro cerebro se niega a ver que hay algo más allá. Eso nos pasa con muchas cosas: con la educación, que nos dice que la única opción es la escuela (los que hacemos educación casera hemos dado un paso aunque podemos autocegarnos), nos pasa con la alimentación (comida empaquetada congelada, preservativos y colorantes, leche para bebés), con la ropa (la marca, la moda, hecha en), los autos, los celulares, el éxito, el sexo, la religión, la familia....Y nos pasa con la sociedad.

Damos por hecho que el único modelo posible en nuestro mundo contemporáneo (aunque hay otras opciones invisibilizadas y poco conocidas) es la sociedad capitalista gobernada por el libremercado y los estados nación. Entonces, cuando decimos sociedad, estamos también diciendo "capitalista, libremercado y estado" (?) O mejor, la mayoría de veces ni siquiera estamos cayendo en cuenta de lo que estamos diciendo...

En un sentido amplio, yo diría que la "sociedad" en nuestros días está marcada por el Estado, el cual genera toda una legislación que regula la vida de un grupo humano. La sociedad es impersonal, es tan amplia que en ella prima la masa sobre el individuo. Y eso es lo que les importa, crear masa, que no piense, que haga caso, que se adapte a lo que venga, sin cuestionarlo, y de paso amasa (vuelve puré) los sueños de la gente y a la gente misma. Habrá sus excepciones pero en regla general...

Ahora, cuando hablamos de educación la equiparamos casi siempre con escuela, colegio, universidad. A una persona que no ha pasado por estos espacios escolarizadores le llamamos "no estudiado" como si ellos fueran el único mecanismo real o válido de aprendizaje.

Cuando alguien dice que se educa para una 'sociedad mejor' está diciendo que se educa para que el grupo humano que depende de un Estado genere un mejor capital dentro de unas políticas de libre mercado ajustadas a la ley? Con todo respeto, ¿un monigote más para el sistema?

Nosotros pensamos que la idea no es ir en contra ni negar la sociedad, que debemos atender sus reglas y ajustarnos a sus condiciones, pero definitivamente queremos vivir en una "Comunidad". Y no estoy hablando de irse a las montañas y montar una ecoaldea, esa es una opción, un poco extrema, maravillosa y muy válida, pero es sólo una manera de hacerlo. Cuando decimos comunidad estamos hablando de encontrarnos en lo común, de compartir espacios con personas y familias con las que coincidimos en la educación, en filosofía de vida, en la risa, en el crear... Personas que son reales, contamos con ellos para hacer planes, en ellos encontramos ayuda y apoyo cuando lo necesitamos y que cuentan de igual manera con nosotros.

Esta sería mi definición de comunidad: La "Comunidad" genera fuertes lazos identitarios, relaciones de reciprocidad generalizada y balanceada, redes de apoyo mutuo y un amplio y variado capital social. Implica un limitado número de individuos activos en la red que se reconocen entre sí.

Una sola golondrina no hace verano... Una cosa importante de la comunidad es que llegado un momento adverso puede juntarse y proponer, exigir, hacer respetar, y tiene más peso el hecho de que no sea una sola familia sino varias, o muchas! Y esto se puede dar no solo en 'las malas', también en los buenos momentos para realizar un proyecto, buscar financiación, armar sueños.

Cuando en una sociedad alguien se beneficia, este beneficio es casi siempre individual. Cuando se piensa en comunidad un beneficio individual puede traducirse facilmente en un beneficio colectivo en el que todos se benefician. Todos ponen, todos toman (filosofía Mockusiana, jeje). Pero funciona! Construir comunidad tampoco es algo que se hace de la noche a la mañana,

Con la huerta, que aunque sigue siendo un espacio de trabajo regular, siento que cada vez se está convirtiendo más en una "disculpa" para juntarnos, para hacer otras cosas, apoyarnos, acompañarnos, pensarnos, estar en contacto, y eso es una fortuna. Nuestras adolescentes han encontrado pares con quienes hablar, programamos clases en conjunto, compartimos información de la natación y la música para inscribir a los chicos, una receta de galletas, una salida, un paseo... Y sé que aun nos deparan muchas cosas.


Quiero también hacer la reflexión de que la comunidad no siempre es "real" o mejor "tangible", en nuestro caso es tambien virtual: Andrea, Ipe, Paloma, Gemma, Ana, Silvia, Greisi, África, Pilar, Marvan, Meni, Madalén, Sandra, y perdonadme de quienes me haya olvidado, pero yo siento que entre todas nosotras armamos una comunidad, y aunque por ahora tal vez sólo nos leemos y reímos, también ha habido momentos en que nos preocupamos, tratamos de ayudarnos (así sea desde la distancia) y también hemos llorado. Compartimos nuestros logros que a los ojos de los otros pueden ser insignificantes pero a los nuestros son grandiosos, y así como yo sé que cuento con un abrazo, un café, una larga conversación y hasta una cama en España, en Texas o en Chile, creo que ustedes también saben que pueden contar con eso en Colombia.

sábado, 5 de marzo de 2011

Volviendo a.... lo que hacemos

La entrada de Andrea me hizo pensar en nuestra vuelta a las no-clases. Esto de la educación casera es como un Lego, aunque nos den las mismas piezas cada uno construye algo diferente! Lo cual es maravilloso!

Con Iryna la cosa es más fácil, el ballet cubre la mitad de su tiempo, la otra mitad seguimos en los ejercicios de la rutina y la convivencia diaria, que han mejorado pero la pereza siempre ronda... Además, hace pulseras, pinta camisetas, decora el cuarto, practica su piano, lee. Lee tiras cómicas, no ha terminado el tercer libro de Mundo de Tinta pero ahí va, lee a sus hermanitos y una que otra cosilla que se cruza en su camino. Lee, que es lo importante. De vez en vez sale con alguna pregunta que nos da para hablar. Me ha gustado mucho que el libro de Sangre de tinta le ha proporcionado novedades en el lenguaje y los significados, así que pregunta cada vez que no entiende alguna palabra o concepto y eso nos brinda conversaciones interesantes.

Cedric se sigue adaptando a la rutina diaria, a cumplir con sus responsabilidades, y además de la pereza lo ronda el mal genio, tenemos a un preadolescente en proceso, uff! Sigue con sus clases de deportes con muy satisfactorios resultados y contando. Lee también, tiras cómicas, libros de la biblioteca y de vez en cuando retoma algún libro, retoma porque tiene la costumbre de iniciar uno y luego cambiar, y otro, como en un carrusel, los va rotando... Aun me preocupa la comprensión de todo eso que lee... Aunque con frecuencia creo que el problema es mío, siento que nuestros cerebros funcionan de una manera tan diferente que no entiendo como conecta, almacena o no el conocimiento. Me preocupan también las matemáticas, aun no sabe manejar el dinero (pero como dice mi padre, con esta devaluación, manejar cifras de miles no es tan fácil), lo mando a la tienda con lista en mano y me sale con unas, ay! Y aun no ha empezado a trabajar la división, la cual será una de las misiones de mi padre este año, con las tablas de sumar y de multiplicar que se olvidan tan fácil...

Anuk ya casi con cinco años, sigue con su lectoescritura y estoy tratando de ser lo más juiciosa para trabajarle los días que no viene Leo, pero ¡anda si hay que tener paciencia! La mitad del tiempo lo toma del pelo a uno pero va super. Estamos trabajando con sílabas, jugamos a hacer palabras y luego ellas las escribe; le gusta mucho esto. Estamos empezando otras actividades que les contaré luego. Juega con Líam medio día, preciosos! Tienen una imaginación y una creatividad maravillosa y tienen la tranquilidad de su casa y de la compañía de sus padres y hermanos, y también de amigos.

Líam juega, brinca, pinta... Todo lo que debe hacer un niño de su edad. Se ha demorado en soltar la lengua pero no me afana, no ha parado de avanzar. Leo también lo pone a repetir palabras cuando se cuela en la clase de Anuk y lo hace muy bien. En resumen, precioso. Ya me deja dormir (eeeehhh!!), todavía siento que no hemos terminado el destete. Lo que más duro le da es la siesta de medio día que al no haber teta no llega y se pone de un genio espantoso.

Luego de escuchar a Leslie la verdad es que uno se relaja bastante con los chicos. Ahí van y van bien, cada uno con sus ritmos y sus necesidades. Una cosa que uno aprende es que no les podemos dar el mundo, a veces uno se afana por un momento por las comparaciones con otros chicos pero cada vida es un mundo y cada mundo es único, así que no tienen por qué aprender lo mismo que otros, sino lo que necesitan, pueden y quieren.

Todos los días hay conflicto, todos los días procuramos resolverlos de la mejor manera. Aun nos falta mucho camino como seres humanos y como familia, y la convivencia es una prueba grande! Pero esa es la idea, cada día una lección... cómo aprendemos de lento. Pero nuestra vida se va tejiendo, cambiando de color las hebras, tratando de hacer una tela sin huecos y con pocos parches. El alejamiento que nos provocó inevitablemente el colegio hizo jirones una parte de nuestra vida compartida, pero de aquí en adelante esperamos tejer lo suficiente para poderos abrigar con eso en los años por venir.

viernes, 4 de marzo de 2011

Huertiando

Para ponernos al día de los últimos trabajos de la huerta, quiero compartirles estas fotos:

Aquí estamos desyerbando el maíz, aun está pequeño y el frío no ayuda mucho, así que hay que quitarle el pasto que insiste en crecerle alrededor o si no corremos el riesgo de pisarlas o de tener una hermosa y próspera siembra de pasto :)

 Así está a la fecha:
 El camino se embarraba mucho, así que le pusimos piedra. Aunque fue casi lo único que hicimos ese día (además de regar) no fue una tarea suave. Ahora está aun mejor pero olvidé tomar la foto la última vez, buu!
 Esta es una pequeña muestra del trabajo que las mujeres hacemos en la huerta. Cuál sexo débil? Aquí lo que sobran son energías y ganas de trabajar.


Y como siempre, hay también tiempo para el juego.

jueves, 3 de marzo de 2011

Dulce nectar de la vida

Este es un recuerdo de nuestra caminata con Rosa en Subachoque. Aunque no hay ninún punto de referencia les cuento que la abeja es grandota, mide como 3 centímetros, y al parecer, estas flores fueron diseñadas para ella.

video

martes, 1 de marzo de 2011

Pollo a la carta

Un video un poco crudo, real, con el cual su creador, Ferdinand Dimadura, ganador de varios premios por este trabajo, nos recuerda un par de lecciones.
video