miércoles, 26 de diciembre de 2012

Ufff!

Miro el blog y veo que hace 5 semanas no publico nada. El tren de vida de estos últimos meses ha sido tal que no ha dejado tiempo para casi nada, la academia de música no deja mucho espacio libre para otras cosas y acabamos el viernes pasado, como quien dice, la temporada navideña no se sintió casi, no pude hacer ni la 5a parte de lo que pensaba hacer con los chicos. Ni modos.

Hay muchas cosas de las que quisiera hablar aquí, tal vez encuentre las palabras tal vez no. Pienso en Gemma que pone todo en imágenes y es un excelente resumen... pero ni de tomar fotos he tenido tiempo. Así que voy a poner algunas cosas sueltas.

Confesión: En definitiva es la música lo que quiero hacer, y para eso quiero y necesito aprender muchas cosas. Tenía un pull básico de conocimientos pero no es nada comparado a todo lo que no sé. Aun no me defino claramente por un instrumento, no sé si sirva para cantar, con el tiple estoy dando pasos de bebé y hay un maestro que me está sugiriendo que aprenda bajo, además me encanta la percusión (de la cual no sé nada)... así que hay muchas cosas por aprender y por definir. Con la academia voy bien en unas cosas pero con otras se anda lento así que para el año que entra seguiré allí, pero deberé buscar por otros lados para avanzar más rápido. Si, siento afan porque ya no soy ninguna quinceañera, necesito optimizar el tiempo.

Tiempo: Implica organizarme mucho mejor que este semestre. Uno de mamá siente la necesidad de sacarle tiempo a TODO y para mí es real, no hay de otra. Hay que pensar en la comida (que este semestre fue un tema irregular, costoso y aburrido) porque ya no como de todo, porque tengo estómago de abuelita, porque no como en cualquier lado y tengo alergia a ciertas cosas así que tengo que cuidarme. Claro hay que pensar en los chicos, porque aunque nos hemos dado una buena dosis de unschooling (y los resultados han sido buenos) me gusta tener tiempo para proponer más cosas y elaborar material, especialmente a los peques.

Grandes: Cuánto han crecido todos, físicamente mucho. Iryna es toda una señorita de 16 y el mono está inmenso; en un par de años nos habrá pasado a todos. Líam habla clarísimo mucho y de todo, él es muy narrativo) y esta muy interesado en la escritura, aprende del aire, coge todo con una facilidad sorprendente. Con Anuk siento que necesita más y que debo ocuparme en ello. Cada cual funciona diferente Líam rehuye de la instrucción, mientras Anuk la busca.

Ciclos: Finalizar año implica un cierre de ciclos, del nado sincronizado de la gorda, del ballet de Iryna, de los scouts del mono. Y un poco de vació de no saber cómo iniciar el ciclo que viene: la escuela de ballet ya no le aporta nada nuevo a Iryna, necesita un escalón más y las opciones son casi nulas en esta ciudad y también debe ir pensando qué hacer, si va a estudiar una carrera profesional o técnica, y qué va a hacer con el ballet y el piano, si los toma como profesión o hobbie o qué. La gorda quiere aprender batería y violín (el cual está para reparar y no hemos encontrado luthier). Hay muchas cosas por hacer.

Regalos: Qué paz trae a la casa regalar libros! El mono está pegado al 2o de Harry Potter desde ayer y ya va por la mitad. Iryna se ha vuelto adicta a Agatha Cristie (lo cual tambien tiene sus topiezos porque por estar leyendo deja a un lado cosas que debería hacer) (yo también fui adicta a la Cristie pero a mi me encanta miss Marple y a ella Poirot) Los peques recibieron un par de juguetes ruidosos y libros que leo en la noche.

Muerte. Hace mes y medio murió mi abuelo y aunque era crónica de una muerte anunciada mi madre aun guarda luto. El mismo fin de semana murieron 2 abuelos de dos compañeros de la academia. El 24 en la noche a una amiga se le murió su perro, que era con quien vivía, está destrozada.

Tranquilidad: Llevo dos días en que no me ha dolido la espalda, en que no hay afán de levantarse de la cama ni está el tiempo corto porque no hay muchas cosas por las cuales cumplir, porque no hay horarios de nada... Es extraño, pero qué bien se siente! El corre corre ha sido bastante, ahora habrá que ponerse al día con la ordenada del apartamento, con un par de pequeñas remodelaciones y hasta con la lavada de ropa, porque hasta en eso estoy colgada, pero bueno, ya con calma.

Ansiedad: Soy obsesiva, con algunas cosas mi ansiedad no se calma y el sentir que "tengo que parar" estos 15 días que se avecinan porque todo el mundo está descansando y no puedo cuadrar clases para los chicos ni cosas así, me ponen más ansiosa. Sí, la solución será ocuparse, para no pre-ocuparse tontamente. Quisiera arrancar YA con muchas cosas pero sé que no se puede, hay que tener paciencia. No soy la mejor en eso. No sé hasta donde empujar o dejar fluir la vida, no lo sé, para eso sí hago alusión al horóscopo (en el cual no creo), soy aries (y en el chino soy caballo, que es lo mismo) y como buen carnero, medio miro, tomo impulso y me voy de cabeza, claro, el número de veces que me he chocado contra la pared no nos pocas, y aunque las voces ajenas me digan que pare, mi fuerza interior me hala y dice que no. Llamo, no llamo, busco o no, salgo o me quedo. Pfff! Tremendo rollo.

La vida sigue y nosotros en ella. Firmes con la educación en familia. Sé que este año no he hablado mucho específicamente de HS, pero es que educar en casa hace parte de un todo, de la vida, y la vida tiene muchos lados y está atravesada por todo lo que hacemos en los demás hitos de nuestro vivir, porque la "educación" o el aprendizaje no se disgregan de la vida, hacen parte de ella.


viernes, 16 de noviembre de 2012

El ciclo de la huerta

Hace 4 meses que no hacemos huerta. Muchas cosas han sucedido que nos ha llevado a cerrar ese ciclo y decir que no, que de momento no habrá más huerta.

El proyecto nació en octubre del 2010 y duró un año y 9 meses. Comenzamos unas 4 familias, luego el grupo creció y llegamos a ser unas 14 familias que sumábamos en total 40 personas. Nunca íbamos todos así que en promedio nos reuníamos entre 20 y 30 personas y hubo familias que estuvieron en todo el proceso y otras unos meses.

La idea surge como un espacio para reencontrarnos con nuestro Yo rural y con nosotros mismos como familias que optamos por esta alternativa con la educación de nuestros hijos.

Hicimos muchísimas cosas: echamos azadón, abonamos la tierra, miramos bichos e insectos, aprendimos a reconocer las plantas y sus semillas, sus procesos de germinación - siembra - cosecha, aprendimos de los equilibrios que se necesitan para la vida, del cuidado, de la importancia de las semillas, hicimos salidas, paseos celebraciones.

Pero lo más importante fueron todas las dinámicas sociales que se sucedieron: nos encontramos familias con hijos en edades cercanas que se conocieron y compartieron juegos, risas, cuentos y sirvió de inicio para entrelazar amistades, amistades que van en todas las direcciones: entre chicos, entre madres - padres y entre adultos y chicos. Familias que vivían cerca y no se conocían se encontraron en la huerta y de allí hasta hoy siguen compartiendo muchísimas cosas, creando espacios de encuentro y redes de apoyo. Familias preocupadas por la socialización encontraron en la huerta ese espacio que necesitaban. Y las mamás, desde allí construimos amistades hermosas que viven y florecen; nos encontramos en las demás de acuerdo a nuestros intereses, creencias y por nuestros hijos, hemos caminado con la confianza de nuestro lado y hemos aprendido tantas cosas de las otras.

Espero que la huerta haya dejado momentos gratos para todos aquellos que compartieron ese espacio que no tuvo más pretensión que el compartir un espacio de aprendizaje a través del hacer y de conocernos, juntarnos y compartir. Es un espacio que lo hicimos entre todos y al cual tengo mucho que agradecerle y siempre lo llevaré con una sonrisa en el corazón.



martes, 6 de noviembre de 2012

Martes mudo - Fiesta de Halloween HS

Fogata

 Emparedados
La torta

 Arroz con leche
 La estrella de la fiesta
 Los anfitriones



jueves, 1 de noviembre de 2012

Halloween

Con los años, el haloween ha sido cada vez más celebrado por nosotros. Se ha convertido en fiestas de cumpleaños y de plan para encontrarnos. Ya hemos tenido 3 fiestas (una de ellas de solo adultos), la recogida de dulces y aun falta LA fiesta, que es con los HS.

Nunca he comprado un disfraz ni nadie nos ha regalado. Nosotros seguimos armando los disfraces como cuando éramos niños (como decía AnaP, con el chal de la abuela y los tacones de la mamá) o los hacemos nosotros mismos. En eso coincidimos con varias familias HS.

Salimos anoche a un barrio de la ciudad donde aun la pedida de dulces se hace a la antigua: se recorren las calles, se canta, se lanzan dulces desde los balcones y se recogen del suelo.

Las calles se llenan de color, de gente y de alegría. No hay discusiones, no se pelea por el empujón o el pisotón, el ambiente es de fiesta, una fiesta de dar y recibir, un goce colectivo, un pequeño carnaval nocturno donde jugamos a ser otros, donde la tolerancia se acrecenta, donde nos sentimos parte de una sociedad que ama, sueña y disfruta con el corazón abierto, agradecido y generoso. No hay competencia, no hay obligaciones, al contrario, hay libertad, solidaridad.

Los niños, los jóvenes, los hijos, los padres, los abuelos, fuimos los dueños de la noche.

miércoles, 24 de octubre de 2012

De la pareja y del amor

Continuando con el post anterior, quiero rodar palabra alrededor del tema.

Creo que la idea del amor y la relación en pareja empieza casi siempre con los referentes familiares, comenzando por nuestros padres y luego abuelos, tíos y demás.

Yo me crié en un hogar donde padre y madre fueron siempre muy unidos; las pocas discusiones que se presentaban (eran muy cuidadosos de no pelear frente a nosotros) eran asuntos que jamás me hicieron sentir que su relación estaba en peligro. Llevan hoy muuuchos años de casados y aun cuando caminan en la calle se toman de la mano.

Mis abuelos maternos aun siguen hoy juntos. Mi abuela paterna quedó viuda muy joven y jamás se volvió a casar, decía que así estaba muy bien y su vida, a mis ojos, fue plena. Mis tíos paternos tuvieron siempre relaciones muy estables. Mis tíos maternos, uno se divorció en una época en la que aun era escandaloso y el otro era un mujeriego consagrado, su mujer luego de muchos años le pidió el divorcio, él se volvió a casar, pero creo que nunca la dejó de amar.

Así que siempre tuve la idea de que el amor total y la pareja única eran posibles, eran reales. Que había situaciones, que se podían presentar, inconvenientes, pero que las decisiones estaban en uno.

Siempre que he amado me he entregado completamente y eso trajo problemas y hasta el fin de un par de relaciones. Recuerdo un novio que me decía que "yo lo hacía ser una mejor persona", luego salió corriendo y volvió arrepentido como al mes y medio, pero yo ya no quería nada.

He aprendido que para amar se necesita ser valiente, para enfrentarse a sí mismo, al otro y al mundo. El amor debe ser un amor libre, por decisión, por convicción.

Para mí un amor libre no es ese formato de relación abierta, de la cual no conozco ninguna pareja que haya funcionado bien, siempre uno domina, el otro cede demasiado y sale muy herido. Aunque puede ser que a alguien le funcione pero no es lo que conozco.

Un amor libre tiene acuerdos comunes, eso hace parte del piso de la relación y eso es lo que permite que también se libere.

Amar también es una decisión, cada uno decide a quién amar y cómo hacerlo, desde quien es, desde su caracter y sus emociones, desde su filosofía, su política, su cuerpo.
Así también puede decidir dejar de amar, porque cuando una relación trae más dolor, angustia, incertidumbre y preocupación que alegría, entrega, armonía, es necesario saber que también se puede dejar de hacerlo, que puede llevar tiempo, pero se puede. O decidir sobreponerse a las malas decisiones y deconstruir y construir y continuar juntos, ese es también un amor valiente.

Siempre habrá que ceder, el que no está dispuesto a ceder tampoco está dispuesto a amar. Pero hay cosas innegociables, pero hay cosas que no se deben ceder. Hay personas que ceden tanto que hasta se pierden a sí mismas y llegan a humillarse, a subvalorarse, tanto así que pocas veces reunen de nuevo la fuerza para tomar una decisión, para rearmar su vida.

Amar es dar y el que no está dispuesto a dar tampoco está dispuesto a amar. Y dar, darse, implica confianza. Darse completamente con la confianza en que el otro recibe con amor y valora todo eso que recibe. Y hay que darse con los ojos abiertos, sin vendas.

Amar es recibir, saber recibir con amor lo que el otro da.

Silvio decía "Los amores cobardes no llegan a amores, ni a historias, se quedan allí. Ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar."

Y a propósito, esta canción de Xoel López (Delux ) El amor valiente.

-------
Actualizo. Fabián lo leyó y me dice que algunos pueden interpretarlo como que aquí la situa está tenaz.... Así que, por si las dudas, nosotros estamos muy muy bien :)

lunes, 22 de octubre de 2012

Amor libre

Amar. Un verbo que lo envuelve todo.
Cuando estoy contigo me siento plena. Mi pecho se llena de amor y de felicidad, tanto que humedecen mis ojos. Soy completamente feliz.
Te amo sinceramente, honestamente, alegre y ardientemente.
No tengo nada que esconderte, pues tú de mí todo lo conoces.
No hay culpas, no hay temores.
No hay límite para amarte, mi entrega es total.

Claro, no todo es así.
Hay días en que la ansiedad, el trabajo y las miles de ocupaciones que tenemos nos nublan.
Pero eso también nos hace apreciar mucho más los momentos de armonía.

Cuando miro tus ojos, leo tu sonrisa y tu los míos, y tú la mía, no hay nada más en el mundo, y se siente eterno.
Me ofrezco y me entrego porque así lo decido, porque es mi deseo.
Ni más, ni menos. Ésta soy yo.

domingo, 14 de octubre de 2012

Tal vez es cosa de generaciones

En esta casa somos de 3 generaciones distintas: los papás, los chicos grandes y los peques. Para mí es clarísimo que mis hijos pertenecen a dos generaciones muy distintas y no hablo de tecnología sino de naturaleza humana.

Cada quien cree en los cuentos que le gusta creer. Nosotros creemos que dependiendo del momento en el que esté el planeta, el cosmos envía a las personas necesarias para que esto tienda a mejorar.

Así que leemos nuestra generación como una que abrió camino en muchos sentidos, que recibió el legado del hippismo pero también de la guerra, que se rebeló basándose en el trabajo, en el empeño de conseguir lo que se proponía, en ser tercos y hacer lo que nos gusta.

La generación de mis chicos grandes la hemos llamado "la generación perdida" porque fue una generación que se reveló al sistema con huelga de brazos caidos, su táctica consistió en no hacer, tuvieron más privilegios y comodidades que las tres generaciones anteriores juntas, tuvieron tantas y tantas opciones para elegir, que a algunos de esos jóvenes que hoy tienen entre 20 y 25 años aun hoy los vemos muchas veces perdidos, porque no han podido hallarse a sí mismos. Desbarataron el mundo pero no han sabidó qué hacer con los pedazos. Así que con frecuencia terminaron obedeciendo y tienden a asfixiarse con el sistema.

Aunque mis chicos grandes con sus 13 y 15 se mueven de aquí para allá, son el quiebre de siglo y eso hace que se muevan con vientos de ambos lados. Son seres muy bonitos de corazón y por lo mismo también muchas veces ingenuos.

Y los peques... estos peques sí que son grandes, son a veces tan adultos; son seres con una sabiduría inmensa que confronta. Saben quiénes son y qué quieren. Tienen una voz lider que se escucha por donde pasan. Parece que tuvieran claro qué fue lo que vinieron a hacer. Tienen una mente ágil y estructurada.

Así que nosotros resquebrajamos, los otros lo desbarataron y estos peques, pareciera que saben que hay que hacer con los pedazos.

En la vida cotidiana yo veo muchas cosas que son muy sencillas pero con unos matices muy interesantes. Mis pequeños siempre han tenido la capacidad de "mandar" a sus hermanos mayores con tal autoridad que la mayoría de veces ni se daban cuenta y hacían lo que este par de sutes les ordenaban. Iryna hace un par de años ya ha despertado y 'no se deja', pero al mono con frecuencia le dan tres vueltas.

Será que, hablando de generaciones, esta última vino a organizar y a liderar, y la anterior a obedecer?

Es en nuestros hijos que veremos muchos cambios que se empezaron a gestar en nuestra generación, todos esos rollos de respeto a la naturaleza, uso sostenible de los recursos, tender hacia una equidad de géneros, reciclar, consumo conciente, y tantas otras cosas, florecerán con ellos.

Y como padres, generación tras generación, nuestro objetivo será sembrar semilla, pero eso sí, la tierra ya la trae cada hijo abonada de diferente manera.

domingo, 7 de octubre de 2012

Ayer

Ayer estaba esperando a mis peques a que salieran de un curso. Había muchos niños con sus padres. Yo estaba sentada en las escaleras y un niño de unos 8 años, con andar decidido fue y se sentó en el piso, como a 2 metros de mí. Se le veía triste, muy triste y furioso. Miré al rededor y no vi a nadie que lo estuviera mirando, quién sabe donde esta su acompañante. Y recordé lo mal que se siente ser niño y estar así; pensé que sí, que nos han dicho y les decimos a nuestros niños que hablar con extraños es peligroso pero no siempre es así; de todas maneras nos hemos enseñado, y más aun en una ciudad como Bogotá, a que uno no 'ventila' sus problemas, a que estos deben quedarse en casa.

No es la primera vez que veo esta situación, y me he acercado intentando hablar pero la respuesta no ha sido positiva. Así que esta vez, saqué una hoja de papel, hice un pajarito de origami (de esos que mueven las alas) y cuando lo teminé aparecieron mis peques, les pedí que me dieran un momento, me acerqué al niño y le di el pájaro. Cojí mis cosas y me fui con mis chicos. Anuk me preguntó: por qué le das ese pájaro a ese niño? Yo le dije, porque ese niño está muy triste y tiene mucha ira, y un niño que esta triste y tiene ira nunca debe estar solo.

Al momento pasé y lo vi jugando con el pájaro. Volví a pasar y lo vi reclamándole a su mamá, ella estaba con los brazos cruzados y mirando a la distancia, pero él se veía decidido a hacerse escuchar, también había amor en él, la abrazaba por las caderas y le hablaba.

martes, 25 de septiembre de 2012

Carnaval de blogs - La vuelta al no cole

Laura desde su blog revive el Carnaval de Blogs y aunque algo tarde, aquí llegamos con nuestro aporte.

En Colombia hay dos temporadas de retorno al cole, una grande y fuerte en febrero (Calendario A) y una más suave en julio (Calendario B).

Para nosotros es poco perceptible por varias razones: 1) Porque la mayoría de nuestros amigos con hijos son homeschoolers y 2) Porque no tenemos TV, y creo que esto es lo más importante, porque en esos días las campañas publicitarias son fortísimas, alborotan el consumismo desaforado y además reproduce grandes esquemas culturales como el sexismo y la pornografía (los cuadernos para chicos traen fotos de modelos con camisetas mojadas, grandes escotes y faldas cortas que poco dejan a la imaginación).

Posiblemente se cruce por manos de los chicos algun folleto de un almacen que promociona la feria escolar (y miren muchas cosa, pero siempre está primero en si se necesita o no todo ello), y generalmente vamos a alguna de ellas y nos surtimos con las cosas que se van acabando en casa como cartulinas, papeles de colores, pinturas y demás.

La sociedad entra en crisis en esta época, que los libros de texto que son carísimos, que las laaargas listas de INútiles escolares, que los uniformes....

Y nosotros lo vemos pasar con la tranquilidad de no ser parte de todo esto. Y nos sentimos en paz con nosotros mismos y muy felices de forma en que hemos asumido nuestras vidas y la forma en que la llevamos.

En lo que más sentimos estos inicios escolares es en el parque y en las calles, se desocupan o se ocupan dependiendo de la temporada y es lo que nos hace caer en cuenta de lo que está sucediendo.


En mi cabeza empezar año o a mediados me hace pensar en lo que estamos haciendo y para dónde vamos, pero el comienzo de alguna actividad casi nunca coincide con los inicios escolares. Las cosas se dan a su ritmo, orgánicamente.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Yo soy unschooling pero mis hijos no

Anuk hace ya unos meses cumplió seis años. Es una chica pila, vivaz, amorosa, muy observadora, con una mente estructurada que le ayuda mucho en unas cosas y no tanto en otras.

A pesar de que muchos digan que hacen homeschooling desde que sus hijos nacieron, no estoy de acuerdo con eso. Los 6 primeros años son de crianza, no es homeschooling (así se rellenen guías o se hagan actividades 'académicas').

Creo que hay un límite sutil entre la primera y la segunda infancia, que con frecuencia ocurre ente los 6 y los 7 años, algunos podrían decir que se marca biológicamente con la caida del primer diente. Pero para mí más que biológico es mental, es de desarrollo cognitivo y de desarrollo social. Y creo que es en ese punto donde realmente se inicia la educación en casa, propiamente dicha.

Y con Anuk estamos en ese punto. Yo estoy más por la línea del unschooling, pero siento que para ella eso no es suficiente, que no la satisface completamente, que necesita más estructura, porque así es ella y así también le agrada aprender.

Cuando asumimos educar en familia, eso implica hacer las cosas como son mejores para todos, no solo para los niños, no solo para los padres, no es cuestión de comodidad, es cuestión de ritmos, gustos, intereses, desarrollos, acuerdos.

Así que escucho el llamado de mi niña , respiro profundo y asumo el reto que ella, tácitamente, me propone. Y me alegro de haber leido tantos blogs, porque sé cómo puedo hacerlo, qué proponer y qué puede ser más propicio para ella. Y se me cruzan Marvan, Silvia, Meni, Pilar y me siento tranquila, porque gracias a ustedes doy este paso con un poco de conocimiento y mucha información, sin angustia y sin temor.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Vacuna del papiloma humano

Con sorpresa escuche en la radio cuando iba en el bus que los entes estatales de Bogotá iban a ofrecer y aplicar de manera gratuita la vacuna del papiloma humano a todas las niñas de 9-10 años de los colegios públicos de la ciudad...

Hace algun tiempo estuve investigando sobre la vacuna del papiloma humano. Se dice que el 100% de mujeres con cancer uterino tienen el visus, pero no me quedó claro hasta dónde el virus es un factor determinante para que se geste el cancer. Lo que sí me quedó clarísimo fue que la vacuna solo cubre unos 20 cepas del virus, pero que hay alrededor de 200 y que han muerto niñas a causa de la vacuna o han pasado por crisis de salud tan graves que han tenido consecuencias para toda la vida.

Cualquier vacuna puede proteger pero también puede producir la enfermedad. Hay miles de casos de familias que han pasado por estas enfermedades luego de ser vacunados como polio, rubeola, sarampión, paperas... Y lo peor es cuando reacciona causando un shok en el organismo, porque puede llevar al hospital o hasta la muerte. Lo que se hace en Colombia, de poner 5 o 7 vacunas un mismo día o en una misma dosis es un absurdo, el cuerpo tiene que luchar con todo para sobrevivir y aunque la mayoría de veces lo logra, no siempre es así.

El tema de las vacunas es bien complejo y digo siempre que es una decisión muy individual, muy de familia, que nadie debe obligar a las vacunas, que debe ser una decisión a conciencia y no como borregos.

Cuando se enfilan los niños en los colegios para aplicarles vacunas se me eriza la piel. No puedo dejar de pensar en la posibilidad de que los cojan de conejillos de indias para ver los resultados de sus medicamentos. Las industrias farmacéuticas es uno de los más grandes negocios del planeta y no abogan por la salud humana o animal, sino por el dinero (recuerdan la película El Jardinero Fiel?) y por el dinero son capaces de hacer muchas cosas; para ellos serán solo pérdidas humanas, pero para las familias esas pérdidas tienen un nombre. Además, si son vacunas en etapa de prueba (así se diga que son seguras), es posible que los resultados sean a mediano y largo plazo. Es arriesgar a toda una generación.

Antes de tomar una decisión busquen información, indagen, miren pros y contras, eso hace parte de ser padres responsables. Sea cual sea la decisión que tomen, que sea a conciencia. 

viernes, 31 de agosto de 2012

De la amistad


Amiga, amigo, son palabras que han tenido gran valor para mí y que solo con los años han llegado a ser parte viva y activa en mi vida.

De niña nunca tuve amigos. Tuve compañeros de clase y de juegos, pero no amigos. En el bachillerato fue igual, y como no me dejaban salir a jugar a la calle pues no tuve más opciones para conocer gente. Tal vez en el conservatorio hubo un par de personas pero fue un tiempo muy corto que no logró que la amistad se afianzara para perdurar. Estamos rodeados siempre de mucha gente, pero son en su mayoría compañeros.

Para mí amigo, amiga, es la persona que te roza el alma, que cuestiona, que cree en ti a veces más que tú, que acompaña, espera, que ama y que comparte. Que comparte, y esa es la mitad de la amistad. Que se enlaza contigo en mente y espíritu, y desde que eso ocurre, a pesar del tiempo y la distancia, siempre está.

Es hasta hoy que puedo decir que en mi vida, hay amigos; algunos míos y otros compartidos con Fabián. Y no son muchos, creo que podría enumerarlos fácilmente: un titiritero y un marionetista, un “ingeniero” y un costurero, uno que cree en la paz a todo dar y un neorural más loco de lo normal, una chica de 16 que conozco desde sus 4 años y un chocofutbolista, una colombiana neocanadiense y una partera costurera, una cantante atravesada y una pareja onegeista, un antropoloco nn, un puñado de bloggeras homeschooling y una docena de madres que educan en casa. Personas que cuando las veo (o las leo) se me llena el alma de alegría y mis brazos las envuelven con amor.

Es hasta hoy que puedo decir que tengo amigos y amigas, con las que puedes hablar de TODO, desde la receta de cocina hasta el sexo, del temperamento de los hijos y del presupuesto del mes hasta las concepciones de realidad, mujer, amor, felicidad, sociedad, espiritualidad . Y muuuucho más. Y no solo se habla, se hace: se cocina en conjunto, se intercambian saberes, se hacen paseos, se miran películas, se come hamburguesa, y se aprende, se hacen planes, se sueña, se ríe, se disfruta, y también se llora y se comparten angustias.

La televisión y espacios como el facebook han banalizado el término “amigo” y por ende la amistad. En las series los amigos se hacen tan fácilmente y pareciera que están allí tooodo el tiempo. Y es una cosa que he hablado mucho con Iryna, porque la tv nos ha inventado una amistad idílica, que existe pero que no es la más frecuente. Que no hay UN amigo o amiga para todo, que con unos uno hace unas cosas y con otros otras. Y que las amistades requieren tiempo, interés, intercambio, paciencia, estar y compartir para que puedan materializarse. Y le ha llevado un par de años entenderlo y practicarlo, no entristecerse por no tener esa imagen perfecta de la amistad y ver con ojos más atentos a algunas personas que están a su lado.

Hay amistades que rápido se ajustan como si se conocieran de tiempo atrás, y nos sorprendemos de lo fácil que encajamos. Hay otras que llevan un tiempo largo de construcción. Cada una a su ritmo, con sus dinámicas, pero al fin, amigos. Amigos que con el tiempo se convierten en una verdadera familia.

El amigo más importante en mi vida es Fabián, mi compañero de camino, nos hemos elegido mutuamente para andar, compartir y crecer. Es el mejor cómplice para este viaje y es una relación que no ha parado, que se desarrolla y madura cada día con cada sonrisa, logro, sueño, tropiezo y dificultad. También está Iryna, que ya con sus próximos 16 la relación se mueve entre ser madre cuando hay que serlo y en ser amiga en muchas otras cosas; confiamos la una en la otra, nos compartimos nuestras emociones, sueños y planes y nos ayudamos en lo que podemos.

Amigos, amigas. Agradezco profundamente a la vida por la posibilidad de compartir y aprender con ustedes. Mi vida es mucho más con ustedes. De todo corazón gracias, gracias.

martes, 28 de agosto de 2012

A....B.....

Mi tío le dice a Líam:

- A ver mijito, cómo es que es: A, B... y después qué sigue?

Líam:

- A... B.... JA!

miércoles, 22 de agosto de 2012

Imagen


Este año ha sido de muchos cambios, no dejan de sucederse, vienen en avalancha y no han cesado. Pasar de estar en la casa casi todo el tiempo a salir a estudiar y a dar clase implica no solo logísticas nuevas sino replanteamientos alrededor del qué y el cómo. (Aunque de momento parace que van a aplazar el semestre en la escuela de música, sniff...)

A penas comencé a salir con esta dinámica fue más evidente que la ropa que tenía no era la más aceptada, común ni se regía por los estándares. Un par de veces no me paró el bus por llevar pantalones de tiro largo, supongo que pensarían que vendía incienso o algo así XD.

La ropa es un reflejo de una parte de lo que somos, de lo que pensamos, de lo que creemos, de lo que hacemos, de los acuerdos y desacuerdos que tenemos con la sociedad. Comencé a usar de nuevo jeanes, pero no lo logro, aun no me veo lo normal que dice la sociedad; son infaltables mis botas de molas o los pantalones tejidos, las blusas indúes...

Cuando era niña tuve muy poca ropa. El dinero era para pagar servicios, comida, la hipoteca. Mi madre nos cosía, pero cada cosa que ella hacía era algo especial, así que no se recibían sino unas pocas prendas al año (cumpleaños, navidad y alguna excepción). En la adolescencia me las arreglaba para combinar las cosas y tomaba prestadas prendas de mi padre y unas pocas de mi madre. Hoy sigo teniendo poca ropa, debo tener la mitad de la que tiene Fabián y una 10a parte de lo que tiene mi madre... Vestirse es una necesidad adaptativa, pero también una invitación cultural.

Uno puede entrar a 5 almacenes de ropa sport y todos venden el mismo estilo de jeanes, camisetas, sacos, en los mismos colores; pocas prendas se salen del estandar, y cuando lo hacen, valen 2 o 3 o más veces que una prenda 'normal'. Y con una familia de seis.... te diré.
Yo sé que no se aplica a todo el mundo pero es como si vestirse igual y comer igual es = a pensar igual. Así lo he visto yo y por eso la ropa normalita me pica.

Esa es una de las razones por las que me decidí a coser, por economía y por hacer cosas para mis hijos y para mí que no encontraba en las tiendas o si las encontraba era caríiisimas. Me gustan los colores fuertes, y hasta donde he visto, a mis hijos también. El mono es el más relajado con la ropa, casi todo le gusta y Fabián es bastante tradicional en su forma de vestir (aunque para el grado se puso su sacoleva escoces rojo, jejeje), pero a los otros les gusta la ropa más colorida de lo habitual. A mí también y eso es a veces un problema.

Hace unos días estaba mirando en casa de mi madre el programa de no te lo pongas. La 'victima' era una chica de 22 años, la postularon porque se acababa de graduar y le exigían (jefes y familia) que cambiara su estilo juvenil. Cuando le botaron los pantalones de dril fucsias y verdes y los botines rosados brincamos con Iryna; esa ropa no estaba para nada mal... por lo visto lo mal que tenían era el color. Si, muy bonito el estilo final, se veía muy bien, pero es el estandar de una persona "bien vestida" (formal, tacones, chaqueta de paño, blusas) y en general las prendas que se eligen en el programa son de tonos neutros y una que otra en colores más 'atrevidos'.

Esa estandarización me genera incomodidad. Creo que el vestirse "bien" es también algo muy subjetivo pero estamos TAN acosados con esa homogenización que no creemos que existan otras opciones, y cuando alguien sale con algo diferente es señalado.


Fabián dice que nosotros (especialmente Iryna, Anuk, Líam (un poco menos) y yo) no nos vestimos sino que nos disfrazamos. Pues creo que sí, yo tengo alma de clown: me encantas las medias de colorines y a rayas, los pantalones estampados, los zapatos de colores y que la ropa tenga algo vistoso y diferente. Hay muchas cosas que nunca me he atrevido a ponerme básicamente por dos razones: por un lado creo que para usar algunas cosas ya estoy entrada en años -que son cosas que le quedarían bien a alguna de mis hijas- y por otro lado, el juzgamiento de la gente; cierto que la forma en que todos nos vestimos impacta de alguna manera a las personas con las que entramos en contacto pero también creo que todos deberíamos dejar de juzgar tanto por la imagen externa y nos demos la oportunidad de hablar con esa persona para formarnos una idea inicial más acorde.

Mi madre criticaba mucho lo que me ponía; esa es una prueba superada, ya no me afecta, pero creo que sí dejó sus cosillas y arriesgarme a ponerme a algo tan payasiado (así me encante) pues en ocasiones me cuesta. A veces creo que por vestirme de una u otra manera no me van a tomar en serio, pero también me gustaría que la gente viera que quienes usamos ropa diferente somos gente que también se toma la vida en serio, solo que le ponemos otros colores y otras combinaciones. Que no se pongan etiquetas para luego ser tratados desde ellas sin conocimiento.

Lo mismo me pasa con los piercings y los tatuajes. Me encantan los tatuajes y posiblemente llegue el día en que me haga uno, solo que dibujar en mi cuerpo algo que va a quedar para siempre es una cosa que hay que pensárselo bien y de lo que no me quiero arrepentir. Con los piercings es un poco diferente, porque en cualquier momento lo puedes quitar y queda una pequeña huella en forma de hueco (a no ser que sea una expansión). Desde hace 15 años tengo 5 y 6 huecos en las orejas... no tengo en otras partes por respeto a mis embarazos, pero ahora que no hay bebés el gusanillo de perforarme me ronda. Y he tenido unas largas disertaciones sobre el tema. Quisiera hacerme dos en la nariz, siempre siempre me gustó. Y tengo, conmigo misma, varios puntos en discusión. Yo sé que si no me gusta me lo saco y ya, a eso no le veo problema, pero el juzgamiento social frente al tema es fuerte; la mayoría de personas perforadas son vistas como hippies, mariguaneros, desubicados... En general, no se le da una connotación positiva... Mi familia es tradicional así que estaría en medio de todas las conversaciones y no de forma positiva, los vecinos, las otras madres y familias HS... Daría mucho para hablar ( o a sí lo creo yo?), y eso me genera una dualidad: por un lado no quiero ser el hazmereir ni estar en boca de todo el mundo (sobre todo con mi familia (primos, tios)) y de personas que no se han dado la posibilidad de conocerme pero que si se darían la posibilidad para rajar de mí; por otro lado me parece una especie de reto, porque por tener un arete y una argolla en la nariz no soy otra persona, sigo siendo la misma, no ha cambiado mi forma de pensar, ni de hacer, ni en lo que creo, ni quien soy.

Para quienes hayan llegado a este punto de la lectura, jejeje, gracias por leerme estas parrafadas que debía titular algo así como: Reflexiones de una madre con adolescencia tardía. Tiene sus ventajas, estamos en el punto en el que Iryna (no por influencia mía) está pensando también en perforarse la nariz, así que posiblemente terminemos haciéndolo juntas, y obviamente no recibirá ninguna recriminación desde casa :)

sábado, 11 de agosto de 2012

Natal

Hoy hace 4 años nació Líam. Igual que con su hermana, su nacimiento fue planeado para que sucediera en casa con el mismo médico y la misma partera. Siento que lo disfruté mucho más que con Anuk ya que con ella fue la primera vez que parí, porque para mí, los partos hospitalarios, inducidos, acostados, no son partos, no son reales en el sentido en el que una no sabe realmente que pasa, no puedes escuchar tu cuerpo con claridad por la interferencia de los químicos, del ruido, de la presión médica, de los comentarios fuera de tono de las enfermeras, de esa situación de desprotección e impotencia que tiene una todo el tiempo en una habitación de partos de un hospital. El parto no intervenido nos hace tan poderosas como mujeres y como especie que tal vez, precisamente por eso, nos lo han robado por muchos años.

Pero dejemos eso de lado.

Lo que quiero decir, es que tengo muy presente el nacimiento de Líam. Fui conciente de cada momento, de cada sensación, del acompañamiento de mi partera, de la intensidad en mí, en todos. Llegando a un punto del trabajo de parto sentía ya mucha presión, demasiada para lo que había sentido con Anuk. En ese momento me invitan a la tina y el agua caliente funciona como un potente analgésico, la intensidad se va y me puedo relajar. Llega el momento del pujo. 1, 2, 3, 4? 4 pujos? y no sale y en cada pujo la partera dice ¡para! y el médico ¡no pares, sigue! Claro, él había visto algo que hasta ese momento ninguno más había visto: ¡Una mano! grita mi partera. Una mano? digo yo ahora, ¡un brazo! Caramba! Que tuve que pujar hasta que salió el codo o algo así! Fue duríiisimo sacar ese chino! Jajaja! En serio que fue duro. Tenerlo entre mis brazos fue maravilloso, era divino. No lloró. Se lo tomó con calma, suaaaave. comenzó a abrir sus ojos de poquito en poquito, aun con el cordón latiendo comenzó a respirar con calma. JA! Para ver al terremoto que es hoy en día! Jejejeje. Mi cachorro grandote, hoy cumple años.

Saben que le dio angustia cuando le dije hace unos días que iba a cumplir años? Se puso a llorar desconsoladamente diciendo que él quería seguir siendo chiquito... (hombres! ;) yo le dije que tranquilo, que siempre iba a ser el más joven de la casa y que por cumplir años su vida no iba a cabiar mucho, que seguía todo igual, que crece todos los días. Se calmó y se alegró.

Ellos crecen y nosotros con ellos (para no decir que envejecemos, jejeje)

jueves, 19 de julio de 2012

Tiempo para el afecto


En verdad somos muy afortunados. Cada día nos levantamos a nuestra hora, a nuestro ritmo, unos primero, otros luego. Aunque casi siempre me despierto primero no abro los ojos hasta que alguno de mis cachorros se trepa en la cama, y vienen las historias de los sueños que vivieron en la noche, y los abrazos y los apapachos. El cachorro menor se levanta cada día siendo un animal diferente (casi) y pregunta qué come y qué hace ese animal, imita sus ruidos y brinca (así el animal brinque o no) encima de la cama, es decir, encima nuestro. Nada se compara con la mirada de Anuk cuando llega en la mañana y sus ojos son oscuros y vivaces y me miran desde el alma. Y podemos estar juntos en cama 10 minutos o una hora (el tiempo necesario), tiempo que me llena de vida para el resto del día porque tuve el placer de abrigar a mis hijos entre mis brazos.

martes, 26 de junio de 2012

En el fosil y en Gondava, el valle de los dinosaurios

 Luego de asistir a un concierto de Jorge Velosa y los carrangueros en Ráquira, aterrizamos en la casa de Rosa E y Manchito, un espacio maravilloso para todos.
 El fosil, en Villa de Leyva un Cronosaurio

 En Gondava, haciéndo de paleontólogos








jueves, 7 de junio de 2012

De los cartones

Iryna tiene un amigo que está planeando irse a México en unos meses. Yo le preguntó que a qué se va... Ella me responde:

"A estudiar uno de esos posgrados. Yo no sé la gente para qué quiere todos esos cartones para terminar trabajando en otra cosa. Para qué quiere uno cartones para decir "yo hice" "yo tuve" pero no "yo soy"..."

Mmmh! :)

sábado, 26 de mayo de 2012

Más frases Liamnescas

Le dice Líam a Fabián:

- Papi, ¿puedo jugar en el computador?

- Pregúntale a tú mamá - dice Fabián.

A lo que el 'angelito' responde:

-Pero papi, ¡tú también mandas en esta casa!

domingo, 20 de mayo de 2012

Crisis y planes

Hace más de un año escribí esta entrada. La releo y digo uf! ¡vaya! ALGO he avanzado, jejeje.

Ha sido un año largo. He llorado lo indecible. Las crisis van y vienen con las lunas, como la marea, como las contracciones que se intensifican y luego pasan y todo está perfectamente en calma... hasta que comienza la siguiente.

Hace unos 8 meses hacía un inventario de lo que pensaba, de lo que quería, y veía que había tres grandes temas en mi vida que laboralmente quisiera explorar:

1) La educación en casa. No solamente como lo que hago todos los días con mis hijos sino como una visión para proponer procesos alternativos de aprendizaje, para intervenir en proyectos educativos y demás. Inicié entrevistas a familias que educan en casa en enero (alcancé a hacer dos) pero con tantos cambios este año, no pude continuarlas

2) La maternidad consciente -embarazo parto crianza-. Por ello me certifiqué como doula en septiembre del año pasado. Y tengo en mi cabeza un poco de ideas que espero tengan su momento para ser realizadas.

3) La música. Y así, siempre la había dejado de última, y así sencillamente: música.

Pero a finales del año pasado decidí ingresar a una academia de música.

La música ha sido parte fundamental de mi vida. Me crié escuchando toda la música clásica que se puedan imaginar, música protesta (curioso para unos padres tan conservadores como los míos, pero su estancia en Francia por más de un año, los llevó a tener muy cerca esta música), y música colombiana (mi abuelo paterno era músico). Clásica, protesta, colombiana. Luego con mis hermanos llegó Michael Jakson, Lionel Richie, Cyndi Lauper, Madonna, Silvio Rodríguez, salsa, merengue, rock en español.

La música me encanta. Tuve dos intentos de estudiar música en el conservatorio: a los 9 años y a los 15. Pero la música clásica no es lo mío, disfruto escuchándola, pero no interpretándola. Así que hasta allí llegaron mis intentos. Yo tomé decisiones y me fui por otros caminos... Y la música nunca había sido una opción... hasta ahora.

En medio de alguna crisis le preguntaba a Fabián que cómo hacía uno para saber qué elegir, porque para él desde 10° grado fue clarísimo que lo que quería era hacer teatro y yo no entendía como se encontraba eso. Su respuesta fue que eso era como estar enamorado, uno lo sabía o no y punto. Y lo que pensé es que en esa dirección, siempre he tenido un fuerte amorío con la música. Entrar a estudiar 'en serio', ha sido darme cuenta que es una verdad real y absoluta para mí.

Y ME HA DOLIDO... todo lo que puedan imaginar. Llevo dos semanas en que el poner el tema implica lágrimas, y muchas. Porque aunque me sepa la teoría y diga que no he "perdido el tiempo",  que es un buen momento para comenzar y que aun no es tarde para hacerlo, emocionalmente la cosa no ha funcionado así. Me siento vieja, ignorante, tonta por haberlo negado tanto tiempo.... Pfff!

Un amigo me hizo una pregunta: ¿Por qué no estudiaste música, por qué estudiaste antropología? Y de momento creo que realmente no tengo una respuesta. Me dije que solo contemplaba la opción del conservatorio y no quería volver allí, que pensaba que simplemente con cantarles a mis hijos era suficiente, y cosas así, pero ninguna respuesta fue suficiente. Fabián me dice que no tengo que tener una respuesta necesariamente... Yo lo único que se es que mi más grande deseo en la vida era ser madre y ese sueño prevaleció por encima de cualquier otra cosa; sí, estudié antropología y ha sido un complemento para mí inmenso, de mi carrera no reniego (además, sentía que necesitaba un cartón profesional de la Nacho para que mis padres estuvieran mínimamente satisfechos conmigo), y pues he de aceptar que hayan sido esas u otras razones, esas fueron mis decisiones y son lo que han hecho que hoy sea quien soy.

De haberme metido de lleno en la música hace 10 o más años, posiblemente no habría tenido a mis dos chiquitines, y haberme dado tiempo completo para esperarlos, parirlos y criarlos ha sido la experiencia más importante, grata y maravillosa de mi vida.

Pero los hijos son prestados, y basar mi proyecto de vida en ellos no es justo (para ninguno). Y eso fue lo que entendí hace algún tiempo y que por eso sentí que debía decidir qué más hacer. Y ahí es cuando retomo el cuento de la música.

Inicialmente lo vi como una alternativa, parte en hobby parte en serio, pero poco a poco descubrí mi realidad. Me llevó dos meses hacer conciencia de que eso era lo que quería hacer (con toda el alma) el resto de mi vida, y el golpe ha sido bárbaro. Ya me recuperaré.

Paso las tardes allá de lunes a viernes y si uno quiere avanzar pues toca estudiar, y no es poco, cada momento que puedo intento invertirlo en eso (de ahí que haya estado un poco 'floja' con el blog). Así que hacemos unschooling en la mañana y abuelo'schooling en la tarde, jejeje ;) Y en la noche pues no les queda más opción que acompañarme a estudiar música (se aprenden las canciones del coro, de canto, del grupo de son y las melodías de taller). Reacomodamos horarios y aun seguimos en ajustes de tiempo, no ha sido sencillo pero ahí vamos.

Qué vendrá? Hasta dónde llegaré con todo esto? No lo sé. Fabián dice que hasta donde yo quiera, si es así, quiero MUCHAS cosas y voy a buscarlas. De momento, lo único que acierto a decir es que agradezco profundamente a mis maestros de la escuela a Ligia, a Nicolás y a Ricardo, por abrirme de nuevo las puertas a la música, por enseñarme tantas cosas, por confiar en mí y hacerme sentir que sí puedo.

lunes, 7 de mayo de 2012

Hilos y cuentas

Hablaba con una mujer que tiene a su hija de 16 años en un colegio catalogado popularmente "para superdotados", hablo del colegio Merani. Ella me contaba su experiencia de varios años y el ver que no había sido el mejor cole para su niña pero que al intentar cambiar de institución, la niña estaba mucho más adelantada que los niños de colegios "normales" así dentro del Merani ella estuviera  dentro de la media. Y por ello prefirieron continuar en él. Me decía ella que posiblemente en ese colegio no había aprendido muchos datos pero que su comprensión lectora, su expresión escrita y el desarrollo de pensamiento era muy bueno.

Luego de leer mucho aprende uno a ser más humilde y a procurar no hacer afirmaciones categóricas, a no imponer muchas cosas, a dar opciones....

Le decía yo que la memoria y los datos eran también importantes, ella me decía que no, que para eso están todos los medios tecnológicos que están a nuestro alcance.
Yo le decía que debía haber un equilibrio y se lo expliqué con un ejemplo que es el siguiente:

Imaginemos que vamos a hacer un collar, ¿Qué necesitamos? Hilo y cuentas:

Comprender, analizar, relacionar, sintetizar, generalizar, sustraer, etc, son el hilo, el hilo conductor de base sobre el cual se construye. Así que el hilo podrá ser fuerte, rígido o elástico, débil o quebradizo...

Los datos, la información son las cuentas, las pepitas con las que vamos construyendo el collar. Y hay cuentas de todos los colores, tamaños, formas, precios, calidades... Unas nos las regalan, otras las encontramos, otras las buscamos...

Juntos completan el proceso de aprender y, más allá, diría que de vivir.

Lo que vemos con frecuencia en nuestro medio es que a los chicos en el cole les dan pepitas (y en general de no muy buena calidad), pero solo eso, pepas sueltas, que por sí mismas no tienen sentido, con las cuales poco o nada se puede construir al no haber hilo.

Para cada uno habrá una forma única de hilar y las cuentas que necesitaremos o que le queremos poner a nuestro collar son particulares. Pienso que eso es en gran medida lo que buscamos al elegir este tipo de aprendizaje en casa, que cada niño y joven encuentre su manera de hacer, de ser y se encuentre a sí mismo en lo que piensa y en lo que hace. Que tenga los hilos que desea o necesita, las cuentas que quiere y decida, y sepa (desde sus propias hipótesis y respuestas) qué, cómo y por qué construir. ¿Y si el resultado no es el esperado? Comienzas otro o sueltas el nudo, desarmas y vuelves a empezar.

domingo, 29 de abril de 2012

Breves retratos del día a día

Luego de contarme mi madre que los dos chiquis estuvieron jugando juntos maravillosamente me dice:
"Esos dos son uña y mugre... Aunque no se sabe cuál es la uña y cuál es el mugre"

Líam saliendo de la ducha:
"Mami, muchas gracias por el baño"

Iryna:
"Mami, por qué dan nauseas?" Yo: "porque hay algo que no quieres aceptar y hasta te produce asco, si es muy fuerte el rechazo puedes llegar a vomitar" Ella: "ahh... Tengo examen de gramática... "

miércoles, 25 de abril de 2012

Gente en el mundo de hoy

Como decía en el post anterior había algo más de lo que hablaban las canciones... Que la gente hoy en día esta muy sola, muy metida en un mundo individual que para muchos se convierte en una cárcel.

El mundo moderno nos ha robado MUCHAS cosas y nosotros lo hemos permitido.

Nos ha robado la familia extensa. La familia nuclear (padre, madre e hijos) ha olvidado con demasiada frecuencia a los abuelos, o a los tíos, primos, hermanos (cuando te casas), y a toda esa familia de segundo y tercer grado que hace unos años posiblemente vivían hasta en la misma casa. Eso nos ha llevado a perder nuestras redes de apoyo fundamentales y cosas como la crianza y un traspiés económico se hacen mucho más difíciles cuando solo podemos contar con el núcleo familiar y uno que otro amigo.

Nos ha robado el sentido de comunidad. Cada uno en su casa, con su propiedad individual, son su familia nuclear, creyendo que 'el afuera' (con frecuencia) es un mundo ajeno, extraño, peligroso y negativo... Todo esto nos ha llevado a encerrarnos aun más en nuestras casas, y es peor cuando se vive en una gran ciudad como Bogotá. Acá la comunidad no existe. No hay redes de apoyo, no se cuenta con el vecino más que para el saludo (y eso), no se piensa en el bien común, no se construye nada en conjunto. La gente no se une para hacer, para soñar en conjunto... cada cual por su lado.

Nos ha robado TIEMPO. Tiempo de compartir en pareja, con los hijos, con los amigos. Tiempo de ocio creador, de leer un libro, de hacer el almuerzo casero y de hornear tortas o galletas, tiempo de juego, de música, de palabra, de sueños.

Nos ha robado la sencillez de la diversión ... Para divertirte hay que comprar muchos juguetes, juegos de mesa, ir a cine, ver una película, televisión, tener wii, salir de compras; todo está atravesado por el dinero... Antes una pelota era todo lo que un grupo de niños necesitaba para divertirse y si no había, aun quedaban muchas opciones, como juegos de palmas, la lleva, las escondidas y demás. Y para los adultos igual, una guitarra, unos chistes, cuentos y anécdotas eran motivo suficiente para pasar un rato agradable.

Nos ha robado la tranquilidad. En el afán de enriquecerse más y más, el ciudadano común no tiene (o no encuentra) muchas opciones diferentes a esclavizarse en un empleo para ganar el suficiente dinero que le permita estar comprando y comprando (lo que sea, tecnología, ropa, diversión, etc) y así tratar de compensar sus necesidades afectivas propias y las de las personas que viven con él. Hoy pareciera que nada es suficiente, siempre saldrá algo mejor, la necesidad no se satisface, se crea una y otra vez. Como sociedad vivimos en un permanente estado de ansiedad e insatisfacción.

Nos ha robado la salud, porque con ese tren de vida no hay cuerpo que aguante. Y con toda la comida prehecha llena de químicos, harinas refinadas y grasas saturadas, conservantes, colorantes y demás, se supone que eso nos da tiempo... pero será tiempo para ir al médico, porque con esa alimentación el cuerpo se enferma con demasiada frecuencia y si a eso le sumamos el estres...

¿Y qué podemos hacer? Pues todo lo contrario a lo anterior. El cambio viene de nosotros mismos, de las decisiones que tomemos. Vivir bien es para mí sinónimo de familia, de tiempo compartido, de expresión, de salud, de diversión, de buena comida, de buenos amigos, de amor dado y recibido. Y aunque la idea no es negar que vivimos en un mundo monetizado, si le descargamos a todo un poco el factor dinero pues todo se aligera y se hace más sencillo.

sábado, 21 de abril de 2012

Pequeña reflexión - Gente

Cuando me cruzo con alguien en la calle, sea quien sea, por unos breves segundos trato de imaginar su vida; a partir de su ropa, la forma de caminar, de cómo mueve las manos, de la forma de mirar, del corte de pelo, del bolso que lleva (o si no lo lleva), de su postura corporal...; cada objeto, cada actitud me habla, lo leo y construyo un pequeño mundo en el que imagino un par de posibilidades: con quien vive, cómo llega a casa o en dónde trabaja y estudia, qué hace en su día a día, cómo se lleva con sus compañeros de trabajo, cómo le habla a la esposa y a los hijos, qué come, en qué cree, cómo cambian sus facciones cuando está furioso o alegre, cuando grita, cuando ama... Me fijo en ese gran lunar en la mejilla, o en la panza por falta de ejercicio, o en una nariz un poco grande para ese rostro, e imagino que son algunas de esas cosillas que su pareja ama o amará.

Cada persona es un mundo. Recuerdo que de adolescente leí Ilusiones de Richard Bach y fue muy importante para mí. Recuerdo que en una parte Richard le decía a Donald que aterrizara en este mundo, en el mundo real y Donal le responde que está loco, que no hay UN mundo real, que hay tantos miles de millones de mundos como personas hay viviendo en él.

Cierto. Cada uno es quien es y hace lo que hace como ningún otro.

Y en esta linea los invito a escuchar tres canciones que precisamente hablan un poco de esto y de algo más (pero eso lo dejo para otro post ;)

De Pedro Guerra Gente sola

De Pedro Guerra Hechos de gente

Y de Andrés Correa (cantautor bogotano) La gente está tan sola

domingo, 15 de abril de 2012

Del elogio y el éxito

Hace ya un par de meses estando en casa de mis padres vimos un reality de cocina donde los niños eran los chefs puestos a prueba. Había niños de 8 a 12 años, si mal no estoy, y cada uno hacía una receta; algunos hicieron cosas muy complicadas y había de todo, desde postres hasta sopa. El caso es que los jurados les hablaban con una sonrisa en los labios a todo momento, a cada uno le decían lo maravilloso y delicioso que les había quedado lo que habían preparado y cuando tenían que elegir a unos pocos chicos les decían que todos habían hecho un trabajo magnífico, que estaban gratamente sorprendidos y que siguieran cocinando, que tenían futuro... (Ojalá en los espacios reales donde viven los niños  fuera TAN positiva la actitud de los adultos)

Un par de veces, haciendo zaping, me he encontrado con unos realitys de cocina donde participaban adultos y es como ver la cara opuesta de la moneda: todo el tiempo son insultos, trabajan bajo una presión absurda, les dicen que les quedó horrendo, y al que gana, en algunas ocasiones, le subrayan que fue el menos peor.

Sé que el elogio puede llevar también sus problemas, como el creer que TODO lo que hacemos está bien hecho, el buscar hacer las cosas para que las aprueben otros y no sentirnos seguros de nosotros mismos hasta que alguien nos diga 'bien!'. Como lo explican muy bien en este artículo que compartió Janneth en el FB en estos días. Pero denigrar de alguien constantemente me parece peor.

¿Por qué el trato hacia los niños es tan marcadamente diferente en estos medios que el trato que le brindan a los adultos? Creo que todos merecemos respeto, amor, comprensión sin importar la edad y eso no significa que no se pueda decir nada cuando nos equivocamos, el error será siempre un medio maravilloso de aprendizaje (claro, si no nos dicen que somos unos torpes que no sirven para nada, y demás), siempre habrá algo que mejorar. Si la vida es un proceso de aprendizaje continuo hasta el último día de nuestra vida, por qué el mundo televisivo nos muestra que cuando se es adulto hay que dejarse humillar y pisotear por otros para poder "llegar alto", para ser exitoso? (O hay que ser político corrupto para llegar alto pisoteando a los demás, en fin).

Sin importar la edad todos deberíamos tener la posibilidad de aprender (de todo, aunque iniciar a bailar a los 50 no nos vaya a convertir en grandes artistas, sí puede representar salud y diversión), y ser acompañados en este proceso de manera generosa y justa, sin insultos, sin desmesuradas presiones, sin elogio constante, sin crítica destructiva, aprendiendo de las equivocaciones y a nuestro propio ritmo.

Qué es ser exitoso? Cuántas personas que los mass media consideran exitosos terminan alcohólicos, drogadictos, adictos al juego, con profundas depresiones y lo peor de todo, solos. Como medir el éxito? Diría que ser exitoso es hacer de manera eficiente lo que nos gusta y que eso brinde un bienestar común. De nada sirve saber mucho o ser un super experto en algo si no se es feliz, si se trabaja en unas condiciones laborales insanas, si no se tiene amigos o familia reales, y peor aun, si lo que se hace contribuye a acrecentar las formas de dominación y manipulación de la humanidad.

Hay cosas que a veces suceden de forma imprevista, como la bomba atómica (o ese fue el cuento que nos echaron), pero un experto en diseño y fabricación de armas, o los ingenieros en genética y químicos de grandes empresas como la Monsanto, los ingenieros de alimentos que hacen que un producto dure años cuando su vida promedio real es de unos pocos días o semanas y para ello emplean toda suerte de químicos que atentan contra la salud humana, los periodistas y dueños de medios de comunicación que tergiversan la información y hacen amarillismo mientas se aprueban leyes en detrimento de la gente, los dueños y empleados de las grandes multinacionales de salud que han convertido uno de los derechos fundamentales en un negocio de incalculables proporciones donde el usuario básico siempre lleva las de perder, los dueños de las empresas de ropa que trabajan con maquila y esclavizan a millones de personas y luego venden sus prendas 50, 100, o 1000 veces de su valor real y lo anuncian como si fuera el mejor producto del mundo... Yo me pregunto dos cosas, ¿estas personas son felices? y ¿cómo pueden dormir en la noche y darle la cara al mundo en el día?

Absurdo! Este sistema es un absurdo! Un sistema antihumano! Solo se te permite ser lo necesario para ser una pieza más del juego... No permite aprender más que a ser un engranaje. No permite pensar, porque el que piensa es peligroso. Yo me rehúso.

miércoles, 11 de abril de 2012

Preguntas y más preguntas

En nuestras conversaciones de mesa surgió en la última semana el tema de las posesiones materiales, línea de pobreza, el bañarse con agua fría o caliente, el tener o no lavadora, servicios públicos, vías de acceso, que el sueldo alcanza o no, de los gastos en transporte, de los colegios... y que aunque lo veamos como algo normal, somos muy privilegiados en comparación a la mayoría de la población mundial que vive en situación de pobreza. Claro, la conversación ha estado en boca de los adultos y de Iryna, pero los peques han estado presentes. Así que nos sentamos a desayunar hace un par de días y Líam, con sus tres años y medio, pregunta: ¿por qué hay personas que son pobres?

lunes, 9 de abril de 2012

Un grillo en Times Square

Tenía el recuerdo de una película corta de dibujos animados que había visto en mi infancia... Era la historia de un grillo que tocaba música "humana" en un kiosco de periódico, recuerdo verlo tocar la meditación de Tahis... Por algo surgió el tema y estaba mi hermano que me dijo ah! sí! eso se llamaba Un Grillo en Times Square. Busqué la película y no la encontré, pero para grata sorpresa mía era un libro, libro que no se conseguía acá. Mi tía me lo trajo de USA. Es un libro hermoso! A mí me encantó! (la película era super fiel excepto por los gustos musicales del director ;) Es de las pocas cosas que les he leido a los niños en voz alta, lo leí en el carro cuando estábamos de viaje y seguían muy bien el hilo del cuento.

Es una historia que habla de encuentros, de la amistad, del dar, y de tomar decisiones. Leía en estos días una discusión en torno a si los libros eran escritos para un público específico, o si esto contribuía a limitar la calidad de los escritos y el acceso de los lectores... Yo creo que hay libros que no tienen edad y a mí me encanta la literatura infantil y juvenil tanto como la 'adulta'. Un libro bien escrito siempre nos enseñará algo valioso. Así que recomendadísimo. Chester Grillo, Harry Gato, Tucker Ratón y Mario no los defraudarán.

sábado, 31 de marzo de 2012

Fast fiestas

Hace un par de semanas fuimos a un matriomonio de un amigo muy cercano y querido por nosotros. La verdad asistimos muy poco a estos eventos, en general porque casi todos nuestros amigos viven en unión libre XD jejejeje.

Nos sorprendió bastante encontrar que ahora no se ponen las piezas musicales completas para bailar sino que son pedazos seleccionados al gusto del "dj" y que se van enlazando, sin el menor miramiento, unos tras otros con ritmos electrónicos ("punchis punchis") las cuales pueden durar el tiempo que se desee sin parar (10, 20 o 30 minutos).

La verdad es que nosotros no somos 'rumberos'... Más bien somos como 'aburridos', jejeje, nunca salimos a bailar así que posiblemente nuestra sorpresa se debe a eso, a que estamos desactualizados. Y claro, los recuerdos que tenemos de las fiestas vienen de la infancia y de la juventud, y claro! eran MUY diferentes a lo que son hoy en día.

Pero en lo que a la música se refiere, en las fiestas de antes uno se paraba a bailar con una invitación y para bailar una canción; una canción que sonaba de principio a final, que tenía sus ciclos, sus cadencias, el corito que todos cantaban y hasta a veces cada uno le ponía su propio estilo y un paso especial para cierta frase de la canción. Se acababa la pieza y había un momento para respirar, tomar algo, conversar sobre la pareja de baile y preparar el próximo ataque ;) Las fiestas no tenían límite de tiempo, iban con fecuencia hasta las 3 o 4 de la mañana y muchos se quedaban a dormir.

¿Por qué se recortan y pegan 15 canciones en 20 minutos, en lugar de poner 4 o 5 temas completos? Tal vez ha sido el afán de la vida moderna, el querer "vivir" el mayor número de cosas en el mínimo de tiempo, más aun cuando a la 1am se desalojan los salones comunales (con lo que no tengo objeción, pobres vecinos). Ah! Otra cosa, el sonido es bestial, no deja hablar a nadie, así que uno baila (sin hablar) o mira bailar, no queda más opción. La gente necesitará "doparse" a punta de ruido, esfuerzo físico y alcohol?

Estaré muy chocha (vieja) pero me gustan mucho más las fiestas al estilo de antes, no digo que sean mejores, pero van más conmigo, con nosotros. Así que quedamos 'picados'; tenemos ganas de hacer una fiestecilla....

miércoles, 28 de marzo de 2012

Granizo

Hace unas semanas cayó en la tarde mucho granizo. Iryna salió momentos después del aguacero y al día siguiente, encontramos la huerta desbaratada; el peso del granizo hizo que la polisombra y los postes se cayeran. Nos divertimos de lo lindo con tanto hielo ;) He aquí el reportaje gráfico.





domingo, 18 de marzo de 2012

La madre especial

Un texto para tomar aliento y continuar, fortalecidas, nuestro camino.

LA MADRE ESPECIAL
Autora: Emma Bombeck

La mayoría de las mujeres llegan a ser madres por accidente, algunas lo son por elección, pocas de ellas por presiones sociales y un par de ellas por hábito.

Este año, casi 100.000 mujeres serán madres de niños discapacitados. ¿Te has preguntado alguna vez cómo son elegidas las madres de niños con déficit?

De algún modo, me imagino a Dios flotando sobre la Tierra y seleccionando sus instrumentos de propagación con gran cuidado y deliberación. Mientras observa, da instrucciones a sus Angeles para que tomen notas en un gran libro.

"Armstrong, Beth. Hijo. Santo patrón: Matthew"
"Forest, Marjorie. Hija. Santa patrona: Cecilia"
"Rutledge, Carrie. Gemelos. Santo patrón: … ponle a Gerard, está acostumbrado a los ateos"

Por último, la dice un nombre a un Angel y sonríe. "Dale un niño discapacitado".

El Angel es curioso. "¿Por qué ella, Dios? Es tan feliz"

Dios sonríe: "Exacto. ¿Podría darle un niño discapacitado a una madre que no sabe reír? Esto sería muy cruel"

"Pero , ¿tiene ella paciencia?" pregunta el Angel

"No quiero que sea demasiado paciente, porque se ahogaría en un mar de autocompasión y
desesperación. Una vez que supere el susto y el resentimiento, lo llevará bien. La estuve observando hoy. Posee ese sentido de sí misma y de independencia que son tan raros y necesarios en una madre.. Mira, el niño que le voy a dar tiene su propio mundo. Su madre tiene que hacerle vivir en el mundo de ella, y esto no va a ser fácil."

"Pero Señor, creo que ella ni siquiera cree en Vd."

Dios sonríe. "No importa. Puedo arreglarlo. Esta es perfecta. Tiene el egoísmo suficiente"

El Angel se asombra "¿Egoísmo? ¿Es esto una virtud?"

Dios asiente. "Si no se puede separar del niño en ocasiones, nunca sobrevivirá. Sí, aquí hay una mujer a la que voy a bendecir con un hijo menos que perfecto. Todavía no se ha dado cuenta, pero va a ser envidiada".

"Nunca pensará que una palabra nueva es gratuita. Nunca considerará un avance como algo natural. Cuando su hijo le diga "Mamá" por vez primera, será el testigo de un milagro, y ella lo sabrá. Cuando le describa un árbol o una puesta de sol a su niño ciego, lo verá como muy poca gente ve mis creaciones."

"Le permitiré ver lo que yo veo de un modo claro (la ignorancia, la crueldad, el prejuicio) y le permitiré que ella se eleve por encima de estas cosas. Nunca estará sola. Yo estaré a su lado en cada minuto de cada día de su vida, porque ella está haciendo mi trabajo, tan cierto como que está aquí a mi lado"

"Y qué Santo Patrón le damos?" pregunta el Angel, con su lápiz en el aire.

Dios sonríe, "Un espejo será suficiente"