lunes, 23 de enero de 2012

Observación Homeschooler

Hace unos días leía una entrada en el blog de Pilar y me quedé pensando en que los padres que educamos en familia tenemos una característica muy notable la cual es que reconocemos y valoramos los logros de nuestros hijos por ellos mismos. Me explico: Cuando un chico está en el cole cuando aprende algo ese logro es con frecuencia compartido con sus profesores, ya que fueron ellos quienes intermediaron en el proceso de aprendizaje (ese es el supuesto, aunque no siempre ocurra); pero cuando un chico es educado en familia el logro es principalmente suyo, fue su interés, su entusiasmo y ganas de aprender lo que hicieron posible el aprendizaje.

Nosotros estamos muy despiertos y atentos a cada uno de sus progresos, cada pequeño detalle es tenido en cuenta, no con ánimos de alimentar nuestro ego, sino con la simple satisfacción de verlos crecer. La palabra nueva y certeramente utilizada, la trepada en un juego del parque, la conversación y las preguntas sobre infinidad de temas, el chiste sarcástico, la respuesta con carácter, la respuesta a terceros sobre temas espinosos, los trazos cambiantes en el dibujo y la letra, la lectura de una película y un larguísimo etc, son las cosas con las que nuestros hijos nos maravillan todos los días. Y como pasamos mucho tiempo juntos podemos hacer todo el mapa para dibujar el camino en retrospectiva e identificar de dónde vinieron los conceptos y demás. No hacemos evaluaciones ya que ésta presupone aciertos y desaciertos, nosotros observamos, lo cual es más neutro, y con cada logro nuestro ser sonríe.

6 comentarios:

Silvia dijo...

Muy cierto, amiga, y además añado que al pasar tanto tiempo unidos, no se nos escapa aquello que recuerdan, las conexiones que hacen son bienvenidas y comprendidas, sabemos por qué salen con esto o aquello porque estábamos allí cuando ellos tuvieron tantas vivencias, tanto que muchas veces son sus conclusiones aunque seamos nosotros quienes tiremos el primer dominó, la reacción en cadena y conexiones que vienen después son suyas propias.

Me alegro de vuestras lindas vacaciones.

Besos

Silvia dijo...

... bueno, a veces somos nosotros quienes tiramos ese primer dominó, muchas otras ni siquiera, eh, ja ja ja, ellos mismos son quienes se hacen dueños de su aprendizaje.

Jann dijo...

si que bonito no?, esos son los privilegios de la educación casera

bajo el diente de león dijo...

Zinnia, lo has dicho maravillosamente y con muchísima lucidez =).
Somos afortunados de vivir todo esto, padres e hijos, juntos ;).

Me encanta el gesto y el vestido de la nena :).

Un besito.

Zinnia Muñoz dijo...

Jajaja, bien dicho Silvia, ¿ya están de vuelta?

Muy cierto sumercé Janneth

Gracias Pilar. Jejeje, a Anuk le encanta hacer caras a la cámara, igual que a mí.

Un abrazo a todas!

Silvia dijo...

Si, por fin... que ya era hora. A ver si nos ponemos por skype, eh?