miércoles, 13 de abril de 2011

A cada quien sus culpas

Una frase que encontré:  La única culpa que debería angustiarte es la de no ser vos mismo

Esta sociedad le tiene miedo a la culpa. Mucha gente prefiere no hacerse cargo de su propia vida ni tomar decisiones porque si algo sale mal no podrá achacarle la culpa a otro, fue su propia elección y como tal debe asumirse. Para algunos esto da pánico, y así pasarán toda su vida haciendo "caso" y dejándose llevar por la marea del momento, sin manejar su propio barco.

Los padres esperan que los niños aprendan a socializar, aprendan conocimientos técnicos, tengan un desarrollo motor y de lenguaje promedio, aprendan valores, normas y disciplina, y muchos esperan que esto lo haga el colegio. ¿Y cuándo algo no sale bien, a quién se le puede echar la culpa? Pues al colegio, tengan o no razón, bueno o malo, pero al menos hay a quien culpar. (Claro, cuando algo salga mal el colegio dirá que la culpa es de la familia)

Una de las cosas a las que nos enfrentamos los padres que educamos en casa es, que al no tener colegio qué culpar, la "culpa" recae en nosotros y solamente en nosotros. Y eso, para muchos es difícil y aterrador. Educar en casa es tomar una gran decisión y asumir con todo la responsabilidad de esa decisión porque es nuestra y solo nuestra. No hay vuelta de hoja, no hay nadie más. Si las cosas salen bien, nos felicitarán, si las cosas no van tan bien nos lo restregarán hasta el cansancio. A veces solo podremos alegar que nuestra conciencia está tranquila porque hicimos lo que creimos mejor para nuestros hijos y nos comprometimos con ellos como una gran parte de nuestro proyecto de vida. Y no le llamaremos culpa, le diremos responsabilidad, y la asumiremos concientemente y con valentía, porque hemos aprendido a tomar las riendas de nuestra vida, a pensar y a pensarnos, a no dar nada por hecho, a saber qué pasos hemos dado para llegar a donde estamos, a reconocer nuestros errores y superarlos.

6 comentarios:

♥ meninheira ♥ dijo...

qué bueno Zinnia, qué bueno!!
BRAVO!! :)

uN BEsiño :*

Marvan dijo...

Totalmente de acuerdo.
Lo único que diría yo es que si las cosas nos salgan bien, no creo que nadie nos felicitará (más que nosotros mismos que podremos decir: uf, lo hemos conseguido).
Pero no creo yo que vendrá con alguna felicitación de nadie (bueno, si tenemos suerte, quizás los niños mismos nos lo agradecerán).

Pero si sale bien, seguro que será porque el niño era fácil de educar, e incluso es posible que el cole lo hubiera hecho mejor (así pensarán los que critican). Porque si el resultado es bueno e igual que el colegio, su pregunta es: ¿porqué correr el riesgo? ¿Para qué hacer tanto sacrificio?
Esto no se entiende.
Si se corre el riesgo y se hace el sacrificio, ¿debe de ser porque esperemos que el resultado será mejor ¿no??
Y entonces si nos sale bien y nos felicitan sería aceptar el hecho de que la educación en casa podría ser "mejor"..... y eso, no sé si la sociedad está dispuesta a aceptarlo, ni sé si es necesario que lo acepte.

Erika dijo...

Me gustan tus reflexiones, tienes todas la razón.
Aquí te hemos dejado un premio http://txikitxoak.blogspot.com/
Nos gusta tu forma de ver las cosas.

Zinnia Muñoz dijo...

Me gusta que te guste Meni ;)

Pues Marvan, en cuanto a la felicitación creo que varía por nuestros países, me explico, aquí en Colombia, a pesar que es una forma de educación muy minoritaria, no es mal vista. Creo que al contrario, hay mucha gente que la ve con buenos ojos porque es una verdad a gritos que los colegios, y en general el sistema educativo, dan asco. La educación va cada vez peor y cuando alguien sabe que educas en casa surgen las preguntas de siempre pero los "ataques" son pequeños y se desvirtúan facilmente.

Un director de teatro amigo de Fabián, cuando se enteró que educábamos en casa le dijo: "eso solo lo hace la gente que ama mucho a sus hijos"

Supongo que también al estar en el medio artístico nos ven como "locos" y dentro de esa locura caben muchas cosas. Los vecinos los ven creciendo lindos y en general, felices, así que tampoco preguntan mucho ni critican. Al contrario, se ríen cuando me ven con semejante prole y más aun cuando vamos cargados con jarras, palas y azadón al huerto.

De personas pioneras que educaron en casa he escuchado eso de "pero claro, con él que es un niño superdotado, educarlo en casa no fue difícil". Piensan que es una opción sólo para niños con cierto perfil. Creo que mi familia es un ejemplo de que eso no es así.

Y que si las cosas salieron bien, también podrían haber salido bien en el cole.... pues la verdad, creo que no siempre es así, para la muestra mi mono. Y hay una cosa que no tienen las personas que no educan en casa y es el tiempo compartido y la cercanía de vida que podemos desarrollar con ellos. Creo que eso no nos lo quita nadie y en un argumento que tumba cualquier otro.

Y si las cosas salen bien es porque la educación en casa ¡funciona! sí. Creo que acá la gente está más abierta en reconocer esto, y aunque no pueda ni imaginarse haciéndolo, o le aterre dar el paso, no le parece una idea tan descabellada ni negativa.

Gracias Erika!

Un abrazo a todas

educandoenlacasa dijo...

Muy bueno Zinnia, yo trato sí de cambiar la idea de culpa por la de responsabilidad. Es un matiz pero creo que da otra mirada, la culpa me aplasta, poco puedo hacer con ella. La responsabilidad para mi, permite restaurar, tomar decisiones y cambiar de giro

Zinnia Muñoz dijo...

Cierto Andrea, con la culpa no hay mucho que uno pueda hacer, pero la responsabilidad siempre da opciones.

Qué grato tenerte por acá! Ese trabsjo no te está dejando mucho tiempo y nos haces falta. Un abrazo de oso.