sábado, 25 de junio de 2011

Duelo a la maternidad

La maternidad ha sido siempre para mí una prioridad. Junto con el compartir la vida en pareja, son los dos desos innegables en mi vida. Desde que Líam cumplió un año mis entrañas volvieron a despertar, lo único que veía en la calle eran panzas y bebés... Y Fabián claro y firme en que los cuatro hijos que tenemos ya están bien, que si acaso en unos años pero ahora no, con un 'no' claro, amoroso e infranqueable.

Y así han pasado casi dos años; 5 meses desde el destete, mi bebé ya no es tan bebé, ya es más un niño que aunque le encanta que lo abrace y lo duerma, es bastante independiente, es capaz de bañarse, vestirse, comer solo, sin ayuda. Es un niño, hermoso. Pero en mí vuelve la necesidad física de tener un bebé, mis entrañas lo gritan fuerte y claro... hablo con Fabián, le explico que cuando estoy sola sentada en un bus me siento extraña y al revisarme buscando el por qué, encuentro que no tengo un bebé ni en mis brazos ni en mi panza; que sé perfectamente, racionalmente hablando, que con los hijos que tenemos hay vida por todas partes y en muchas formas, que sé que no debería pensar en tener otro hijo, y él me dice que yo para la maternidad no soy racional... y me desarma, no hay otra explicación, tiene toda la razón, para la maternidad no soy racional, soy instintiva, animal, física, básica, puro cerebro reptil.

Y ya siendo conciente comienzo el duelo a mi maternidad, a ver, aun más, tooodo lo que tengo con los hijos que ya están, con todo lo cambiaría si llegara un nuevo habitante a esta casa y especialmente a mi vida, ya que va siendo hora de crecer y desarrollarme un poco más en otras áreas. La maternidad ha sido también una forma de evadir, de aplazar, de esconderme. He aprendido tantas cosas con mis hijos, nunca pararé de hacerlo, pero algo tiene esa primera infancia que no quiero soltar...

Cuando voy por la calle y veo a los bebés llorando desconsoladamente en el cochecito, pensando que tal vez los padres no conocen el porteo, o cuando veo que a un bebé le están dando biberón no puedo dejar de pensar que tal vez a la madre no le enseñaron todas las ventajas de la lactancia, o tanto pañal desechable cuando ahora los de tela son fantásticos, o las estupideces que les dicen a las mujeres embarazadas fruto de la ignorancia popular, o el pensar que un antibiótico o un analgésico son la cura a todo mal porque ya no saben de las plantas y sus bondades, porque lo que no se vende etiquetado y con grandes anuncios en los medios masivos de comunicación pareciera que no existe, para la mayoría.

Así que comprendo perfectamente que no es el momento de otro bebé y cada vez soy más conciente y calmada con el tema... pero qué hago con toda esta información que tengo (y que considero valiosa) y que no puedo refrenar?

Cuando era niña, quería ser médica, una médica de pueblo, para sentir a la gente cerca y poder acompañar y ayudar a encontrar salud y bienestar. Cuando llegó el momento de decidirme hacía rato había dejado eso a un lado, una carrera demasiado extensa (con la especialización), costosa (de no ser en universidad pública en la cual los puestos son peliados), y en decadencia (como profesión, deshumanizada y económicamente desalentadora). Así que digo hoy, maravilloso poder estudiar para ser doula o partera... pero como con Iryna, aquí de eso no hay. Dentro de la 'nueva maternidad' el rescate de las parteras y comadronas son un punto fundamental. Alguien conoce opciones, instituciones (ojalá a distancia o semipresencial)? Bueno, ese no era el tema del post, pero pienso que esta sería una forma de canalizar positivamente mi "adicción" a la maternidad.

15 comentarios:

Silvia dijo...

¿No existen doulas en Colombia? Pues tendrás que ser la primera.
Lo primero que puedes hacer, digo yo, es acercarte a mamis embarazadas y comenzar dijéramos un grupo de apoyo o consulta... no te puedo garantizar que ganes mucho con ello, pero de momento es un principio, y te aplacará ese sentimiento fuerte.

Yo me lo extinguí, pero como tú, también creo en parto natural, porteo, lactancia, remedios caseros, etc.

Qué post tan bonito, Zinnia. Con más tiempo te vuelvo a escribir o hablamos.

Besos,
s

Zinnia Muñoz dijo...

Aquí hay parteras, contaditas. Pero escuela para ello como tal no hay. Yo tuve a los chiquitos con partera, Dianita que es una mujer muy especial, pero no es una profesión reconocida... Gracias Silvia.

Desdemicordilleradelosandes dijo...

Ayyy Zinnia , me hiciste llorar . Como te entiendo .
" la maternidad irracional" . bello!.
Besos!!

Zinnia Muñoz dijo...

Ay Greisi... yo sigo llorando... un abrazo

Marvan dijo...

uf, como te entiendo. Llevo 10 años ya así ;(

Violeta dijo...

Mientras iba leyendo tu entrada, pensé: "Zinnia debería ser doula" de corazón pienso que puedes aportar taaanto, que estás tan llena de sabiduría, de amor, de vida que poder compartirlo sería de gran ayuda para quien se cruce en tu camino. Obvio a través de este blog lo haces y mucho y dar el salto al cara a cara, a la atención y acompañamiento sería maravilloso!
Tu experiencia y vivencia creo que valen más que cualquier formación que puedas recibir, pero si quieres te paso algunos datos que yo encontré ya que también me encantaría ser doula. Esto que te paso es en Colombia, no conozco nada, todo por internet y no se porque imagino que ya lo conoces...
http://artemisa-parterasurbanas.blogspot.com/

http://www.facebook.com/event.php?eid=215739008459047

Se que la UBA (univerisidad de Bs As) tiene la carrera de partería, pero dudo que se haga a distancia...

Por supuesto estaré pendiente, si se de algo te aviso!

Besos enormes!

Violeta dijo...

Se me olvidaba... te transmito un correo que me enviaron de Artemisa cuando pedí info acerca de la formación:
Estimada Violeta, te escribo de parte de Artemisa - Asociación de Parteras Urbanas para invitarte a que conozcas el trabajo de nuestra asociación. En este momento estamos armando un plan de estudios en partería tradicional cuyo primer ciclo se llevará a cabo en Julio de este año (2011). Te invito a visitar nuestro sitio web http://artemisa-parterasurbanas.blogspot.com.
Si te interesa y deseas recibir información sobre nuestra comunidad de aprendizaje, no dudes en comunicarte conmigo o al correo de la asociación : artemisa.parterasurbanas@gmail.com

besos!

Jann dijo...

Te entiendo, y entiendo a Fabian, yo castré esa posibilidad en mi cuando mi esposo se operó pero a veces pienso en que de pronto en algún lugar del mundo se encuentre un bebe que no pueda estar con su mamá y yo pueda reemplazarla y darle todo mi amor y todas las cosas que he aprendido ahora, pero recibo tambien una negativa ante esta posibilidad, Bernardo dice lo mismo que tu refieres, que hay que crecer, que no se pueden tener bebes toda la vida, que cada etapa es hermosa y que volver atras no...

Te entiendo, siento que ahora se muchas cosas que quisiera compartir.

Animo entonces y a buscar "profesionalizar" el tema. Tu camino puede estar por ahí

Gladys dijo...

Que lindo post y me identifico en muchas cosas contigo, pero creo que yo soy mucho más racional en ese aspecto, y me parece muy buena idea la tuya; y te tengo otra, porque no escribes un libro con todos esos concimiento que se han perdido, yo sería la primera en comprarlo.
Abrazos

Zinnia Muñoz dijo...

Marvan, 10 años? Pucha! Tendremos que conformarnos con los nietos:::?? =) =(

Gracias Viole por la información. Yo me pasé por ese blog hace rato, cuando comenzaron y no tenia mucha información. Les escribiré. Lo de la "certificación" de prana yoga mmmm... no sé, me parece costosa, y hasta dónde es importante el papel o no, y bueno, lo más importante, que tanto conocimiento real van a entregar... o será que con un documento así se permite el acompañamiento en hospitales?? Investigaré...

Hola Jann... No sabe uno hasta donde la operación es una opción para no llenarse la cabeza de tantas cosas. Ay! 'pobres' mujeres nacidas para parir una y otra vez en este mundo contemporaneo y controlado.

Tan linda Gladys! Gracias!

Un abrazo a todas. Muchas gracias!

Ana P. dijo...

Te leo y me recuerdo en diferentes momentos de mi vida. Ahora el no tener más hijos es definitivo para mí, me operé cuano nació Jacobo, pero la nostalgia me mata cada vez que veo uno y tengo la certeza que el próximo bebé que podré consentir será un nieto, y para eso falta taaaaanto... ( eso espero)

Zinnia,te mandé por facebok un mensaje con algo que podría servirte, un curso en Colombia.

Un beso

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay Zinnia, una vez leí en algún sitio que cada mujer lleva un número determinado de niños dentro. Yo también lo creo y de hecho a mi todavía me queda alguno, quien sabe... ains.

Un besiño muy grande (yo también creo que deberías ser doula, serías una GRAN acompañante)
m*

Zinnia Muñoz dijo...

Gracias Meni... Qué bonita historia de los niños que llevamo dentro. Besos

educandoenlacasa dijo...

Es un lindo post este. ¿Me pregunto que será lo que debes parir ahora?

Zinnia Muñoz dijo...

El acto creador, sí señora, esa es una de las cosas que más me gusta en la vida. Por eso me gusta coser, tejer, cocinar, maquillar y muhcas otras cosas, porque implica eso, crear.

Por parir?
-Un proyecto que este año se nos ha empantanado un poco, verdad mi querida Andrea?
-Un desarrollo espiritual y emocional más armónico
-Muchos proyectos, ya veremos cual "ve la luz"

Un abrazo Andrea, haces falta. Besos