viernes, 31 de agosto de 2012

De la amistad


Amiga, amigo, son palabras que han tenido gran valor para mí y que solo con los años han llegado a ser parte viva y activa en mi vida.

De niña nunca tuve amigos. Tuve compañeros de clase y de juegos, pero no amigos. En el bachillerato fue igual, y como no me dejaban salir a jugar a la calle pues no tuve más opciones para conocer gente. Tal vez en el conservatorio hubo un par de personas pero fue un tiempo muy corto que no logró que la amistad se afianzara para perdurar. Estamos rodeados siempre de mucha gente, pero son en su mayoría compañeros.

Para mí amigo, amiga, es la persona que te roza el alma, que cuestiona, que cree en ti a veces más que tú, que acompaña, espera, que ama y que comparte. Que comparte, y esa es la mitad de la amistad. Que se enlaza contigo en mente y espíritu, y desde que eso ocurre, a pesar del tiempo y la distancia, siempre está.

Es hasta hoy que puedo decir que en mi vida, hay amigos; algunos míos y otros compartidos con Fabián. Y no son muchos, creo que podría enumerarlos fácilmente: un titiritero y un marionetista, un “ingeniero” y un costurero, uno que cree en la paz a todo dar y un neorural más loco de lo normal, una chica de 16 que conozco desde sus 4 años y un chocofutbolista, una colombiana neocanadiense y una partera costurera, una cantante atravesada y una pareja onegeista, un antropoloco nn, un puñado de bloggeras homeschooling y una docena de madres que educan en casa. Personas que cuando las veo (o las leo) se me llena el alma de alegría y mis brazos las envuelven con amor.

Es hasta hoy que puedo decir que tengo amigos y amigas, con las que puedes hablar de TODO, desde la receta de cocina hasta el sexo, del temperamento de los hijos y del presupuesto del mes hasta las concepciones de realidad, mujer, amor, felicidad, sociedad, espiritualidad . Y muuuucho más. Y no solo se habla, se hace: se cocina en conjunto, se intercambian saberes, se hacen paseos, se miran películas, se come hamburguesa, y se aprende, se hacen planes, se sueña, se ríe, se disfruta, y también se llora y se comparten angustias.

La televisión y espacios como el facebook han banalizado el término “amigo” y por ende la amistad. En las series los amigos se hacen tan fácilmente y pareciera que están allí tooodo el tiempo. Y es una cosa que he hablado mucho con Iryna, porque la tv nos ha inventado una amistad idílica, que existe pero que no es la más frecuente. Que no hay UN amigo o amiga para todo, que con unos uno hace unas cosas y con otros otras. Y que las amistades requieren tiempo, interés, intercambio, paciencia, estar y compartir para que puedan materializarse. Y le ha llevado un par de años entenderlo y practicarlo, no entristecerse por no tener esa imagen perfecta de la amistad y ver con ojos más atentos a algunas personas que están a su lado.

Hay amistades que rápido se ajustan como si se conocieran de tiempo atrás, y nos sorprendemos de lo fácil que encajamos. Hay otras que llevan un tiempo largo de construcción. Cada una a su ritmo, con sus dinámicas, pero al fin, amigos. Amigos que con el tiempo se convierten en una verdadera familia.

El amigo más importante en mi vida es Fabián, mi compañero de camino, nos hemos elegido mutuamente para andar, compartir y crecer. Es el mejor cómplice para este viaje y es una relación que no ha parado, que se desarrolla y madura cada día con cada sonrisa, logro, sueño, tropiezo y dificultad. También está Iryna, que ya con sus próximos 16 la relación se mueve entre ser madre cuando hay que serlo y en ser amiga en muchas otras cosas; confiamos la una en la otra, nos compartimos nuestras emociones, sueños y planes y nos ayudamos en lo que podemos.

Amigos, amigas. Agradezco profundamente a la vida por la posibilidad de compartir y aprender con ustedes. Mi vida es mucho más con ustedes. De todo corazón gracias, gracias.

10 comentarios:

Catalina dijo...

Zinnia, mi corazon tambien se alegra con las verdaderas amistades, tu entre ellas....

Jann dijo...

Gracias por tus palabras, yo también te quiero un montón.

Gladys dijo...

Zinnia, me pareces una persona extraordinaria, y yo te leo a diario, me gustan mucho tus comentarios y también me alegran el corazón.

Zinnia Muñoz dijo...

Gracias a todas por sus palabras... y por su amistad! Un abrazo

Marvan dijo...

Hola Zinnia, me ha pasado algo muy curioso al leer esta entrada. Todo el rato estaba pensando ¿Estaría yo entre estas amistades? y todo el rato pensaba ¿Pero tú, qué te has creído?

Es curioso la necesidad que siente uno al encontrar amigos, al ser amigo de alguien porque esto significa aceptación y esto lo necesitamos todos.

Es triste no ser amigo/amiga de nadie. Es triste no tener amigos, pero también es triste no serlo.

Con el facebook tienes razón, que allí te salen mil amigos ¿y esto qué son? Hasta puedes tener amigos que no sabes ni quien son jajaja.

Desde luego gracias por ofrecer tu amistad y sería todo un honor para mi, encontrarme entre tu círculo de amigos a pesar de la distancia.

Zinnia Muñoz dijo...

Pues CLARO QUE ESTÁS!!!! No me puse a enlistar nombres porque mínimo se le queda a uno alguien por fuera y, como tú dices, no es bonito.

Si, sentirse parte de- es múy importante. Somos seres sociales, vivimos en manada por naturaleza, y aunque ahorita no durmamos dentro de la misma cueva, los lazos afectivos, emocionales y mentales son los que nos mantienen, los que nos construyen.

Creo que la distancia física se puede sibrellevar mucho mejor a la distancia ideológica o mental. Mis hermanos viven en la misma ciudad y muy cerca y no, nunca he podido decir que sean mis amigos. Sé mucho más de ti, de lo que piensas y sientes que de mis hermanos. La distancia no importa y algún día nos podremos dar un abrazo de piel. Mientras, te envío uno virtual ;)

Marvan dijo...

Es verdad lo que dices de la distancia. A mi me pasa lo mismo. Familia o gente que vive muy cerca no los tengo ni la mitad de cerca como otros que viven lejísimos!!!

Bibiana dijo...

Se me encharcaron los ojos con esas palabras tan profundas y tan reales. Amigo es el que está siempre y punto. No importa la distancia, si nos escribimos o no, es un adicional, yo desde la distancia recuerdo los hermosos momentos, aunque pequeños, que he compartido con amigos como tú y con una familia tan especial como la tuya. Te quiero.

Zoozees dijo...

Ay Zinnia, como me gusta lo que escribis, yo te "conozco" y me comunico hace poco y "poco" con vos, pero como me gustaria tenerte de amiga tambien...ese abrazo virtual te lo mando y bien grandote...sos un amor.

...soy otra que se le encharcaron los ojos, jejejej ( que gracioso eso que dijo Bibiana)

Marina

Zinnia Muñoz dijo...

También los queremos mucho Bibi. Siempre están presentes. Un abrazote

Estoy segura Marina de que me conoces mejor que mis propios hermanos. Gracias. Un abrazo

Ah! y un pañuelito para las dos ;)