sábado, 11 de agosto de 2012

Natal

Hoy hace 4 años nació Líam. Igual que con su hermana, su nacimiento fue planeado para que sucediera en casa con el mismo médico y la misma partera. Siento que lo disfruté mucho más que con Anuk ya que con ella fue la primera vez que parí, porque para mí, los partos hospitalarios, inducidos, acostados, no son partos, no son reales en el sentido en el que una no sabe realmente que pasa, no puedes escuchar tu cuerpo con claridad por la interferencia de los químicos, del ruido, de la presión médica, de los comentarios fuera de tono de las enfermeras, de esa situación de desprotección e impotencia que tiene una todo el tiempo en una habitación de partos de un hospital. El parto no intervenido nos hace tan poderosas como mujeres y como especie que tal vez, precisamente por eso, nos lo han robado por muchos años.

Pero dejemos eso de lado.

Lo que quiero decir, es que tengo muy presente el nacimiento de Líam. Fui conciente de cada momento, de cada sensación, del acompañamiento de mi partera, de la intensidad en mí, en todos. Llegando a un punto del trabajo de parto sentía ya mucha presión, demasiada para lo que había sentido con Anuk. En ese momento me invitan a la tina y el agua caliente funciona como un potente analgésico, la intensidad se va y me puedo relajar. Llega el momento del pujo. 1, 2, 3, 4? 4 pujos? y no sale y en cada pujo la partera dice ¡para! y el médico ¡no pares, sigue! Claro, él había visto algo que hasta ese momento ninguno más había visto: ¡Una mano! grita mi partera. Una mano? digo yo ahora, ¡un brazo! Caramba! Que tuve que pujar hasta que salió el codo o algo así! Fue duríiisimo sacar ese chino! Jajaja! En serio que fue duro. Tenerlo entre mis brazos fue maravilloso, era divino. No lloró. Se lo tomó con calma, suaaaave. comenzó a abrir sus ojos de poquito en poquito, aun con el cordón latiendo comenzó a respirar con calma. JA! Para ver al terremoto que es hoy en día! Jejejeje. Mi cachorro grandote, hoy cumple años.

Saben que le dio angustia cuando le dije hace unos días que iba a cumplir años? Se puso a llorar desconsoladamente diciendo que él quería seguir siendo chiquito... (hombres! ;) yo le dije que tranquilo, que siempre iba a ser el más joven de la casa y que por cumplir años su vida no iba a cabiar mucho, que seguía todo igual, que crece todos los días. Se calmó y se alegró.

Ellos crecen y nosotros con ellos (para no decir que envejecemos, jejeje)

7 comentarios:

Silvia dijo...

Gracias por compartirnos la historia de Líam, tan bella... mira que listo, no quiere crecer, ja ja ja.

Coincido. Con mi hija segunda, aunque no nació en el hospital, yo estuve feliz y consciente en casa con mi doula y mi marido... desde que llegué al hospital y en los veinte minutos antes que naciera, qué mal... me carrerearon, me enchufaron a monitores, estaban angustiados porque llegué ya en la última parte del parto... ay... cómo me presionaron, me ardió bastante y me desgarré porque según la doula no me dieron mi tiempo.

En fin, felicidades a este precioso Líam.

Silvia dijo...

Quise decir aunque no nació en la casa

Zoozees dijo...

Que Belleza toda la historia y tan comica,ejej..
Mis nene me dice lo mismo de lo de crecer..."que no esta bueno ser grande porque lo grandes no juegan tanto,que papi no esta armando legos ya"...asi me dijo hace un tiempito, ja!

Feliz Cumple Lian sos precioso!!!

Zinnia Muñoz dijo...

Mi gordo está lindo! Claro, molesta, alega y se ofusca como cualquier chico, jejeje. Y eso de ser grande es todo un rollo ;)

Hay MUCHO por hacer con el manejo de los partos en los hospitales. Debería ser un espacio agradable de apoyo y conocimiento no de manipulación y dominación, como lo es casi siempre.

Gracias SIlvia y Marina. Un abrazo!

Marvan dijo...

Llego un poco tarde, pero bueno, la intención es la misma.
Felicidades con el cumpleaños!!! Y gracias por compartir tu historia. Poco a poco se irá cambiando.

Maulina dijo...

Un abrazo grande a Liam y a su brava madre...llega restrasado por que se fue caminando por la cordillera chilena hasta la sierra colombiana

Zinnia Muñoz dijo...

Hola Marvan! Cuándo vuelves de vacaciones (offline)? Me haces una falta! Gracias y si, espero que las cosas tiendan a mejorar, es un laargo camino.

Gracias Andrea! Jejeje, con tanto recorrido, antes llegó pronto.

Un abrazo! Se les quiere mucho!