jueves, 27 de mayo de 2010

Desde ahora todos en casa

Hoy fue el último día de colegio de Cedric... Está tan ansioso (mucho más de lo que siempre está) que me asusta. Sé que es por el momento, por el cambio, pero hay algo en lo que confío mucho de él y es que aun tiene esa chispa de querer aprender con pasión. No va a ser fácil, no va a ser sencillo al comienzo, espero que con el tiempo engranemos todos más armónicos...

5 comentarios:

Sandra dijo...

Seguro que encontrais el modo adecuado poco a poco. Me alegro de que siga manteniendo las ganas de aprender. Muchos ánimos, vereis que vale la pena. Besos.

Ana P. dijo...

Qué bien! felicitaciones =)
Vas a ver que todo sale bien, tómalo con calma.
Un abrazo a toda la familia.

Silvia dijo...

Si, tu familia y tu Cedric todos rezumáis ternura, inteligencia, y dedicación, como dices será un reto, pero nada que merece la pena viene fácil, y lo bueno va a desbordar esos momentos más duros. Enhorabuena y que guapo vestido de robot, es un niño, y aún tiene su amor por saber y descubrir intacto bajo algunas capitas de cal que el colegio le ha puesto que ya os encargaréis de ir quitando poco a poco.
Besos y lo mejor

Ipe dijo...

Felicidades por esta nueva etapa. Seguro que todo saldra bien... solo tienes que recordar cada mañana que debes tener paciencia para recoger los frutos... y no esperar que las cosas se den rápido.

Mucho animo, mucha ilusión y mucho amor... son los ingredientes y los tienes todos.

Cariños inmensos,

Zinnia Muñoz dijo...

Gracias a todas por los ánimos, realmente los necesito. De calma y paciencia necesito una dosis extra, pero como dice Silvia, nada que vale la pena viene fácil. Sí, los frutos se demoran, eso el mono me lo ha enseñado, y yo soy tan acelerada para tantas cosas que aun no soy buena con esa lección. Ya veremos cómo van las cosas.

Un abrazote a cada una.

PD. Está disfrazado de edificio(una ocurrencia del cole), aunque creo que Cedric mas bien se disfrazó de condominio!