martes, 18 de mayo de 2010

La adultización del mundo

Salí con tres de la tropa a mercar a una tienda orgánica donde nos proveemos de verduras y panela. Y de un momento a otro tuve la sensación de que algo no estaba bien, de que algo estaba pasando... pero qué? Así que me detuve y levanté la vista, mirando al rededor, tratando de descubrir qué era aquello.... Y veo la señora que pasa, el mensajero en moto que va al banco, la empleada del restaurante, el vendedor ambulante, el taxista, la cajera, la señora que compra lo del diario.... Todos adultos.... y, ¿dónde están los niños? Ni jóvenes ni niños había por ninguna de las calles que por allí pasaban... Eso era, no había niños, el mundo era un mundo de adultos.

El mundo de las mañanas, entre las 8 y las 12 es un mundo de adultos. No hay nenes preguntando por qués, llorando porque tienen sueño, haciendo pataleta por un juguete... Los parques están solos, hay menos ruido, menos risas, menos vida... Solo el agite y corre corre de los grandes.

En las mañanas no hay niños... Ni en los buses o en los supermercados, ni en las calles ni en los almacenes, ni en las oficinas...

En las mañanas no hay niños... Tal vez uno que otro bebé, pero no más.

En las mañanas no hay niños... La infancia es aislada, esterilizada, invisibilizada. Un mundo de adultos donde no hay cabida para los niños.

En mis mañanas sí hay niños... y eso me hace tan feliz...

7 comentarios:

Silvia dijo...

Qué cierto, pero que bueno que nosotras si los tenemos. Que vida tan triste sin la música de los niños.

Ipe dijo...

Efectivamente, el mundo en las mañanas es de los adultos... pero eso se nota sobre todo en las ciudades. En los pueblos es más común que los niños no vayan a la escuela hasta los 6 años, o que se tomen el día libre por una u otra razón, no obstante cada vez esta peor visto eso de no forzarlos a cumplir con la obligación del horario escolar.

Disfruta mucho de tus muchach@s.

Zinnia Muñoz dijo...

Si, en la ciudad se siente mucho. Los chicos son una bendición de la vida y espero disfrutarlos lo más que pueda (y que me permitan, porque después no se dejan espichar, jejeje). Y luego, que vengan los nietos porque yo si quiero ser abuela activa.

Silvia, Ipe, besos a las dos.

Ana P. dijo...

Si te vienes a vivir a mi conjunto vas a ver niños deambulando todo el día, pues somos ahora tres familias que educamos en casa(antes éramos más). Aquí llega un amigo a buscar a Juan José a las 8 de la mañana =)

Pero tienes toda la razón, los tienen aislados como si fueran gérmenes.

A propósito, fue un gusto conocerte personalmente y a tus lindos hijitos.

Un abrazo

Zinnia Muñoz dijo...

Lo mismo digo AnaP. Fue el primer encuentro pero segurito que no el último :). ..."como su fueran gérmenes" o una peste. Cuantas veces vemos la cara de desagrado de un adulto porque el niño está en casa porque no tuvo cole o el aburrimiento mezclado con angustia de qué van a hacer con los niños en vacaciones, dónde los "dejan" o dónde los "meten" como si fueran cosas!

Marvan dijo...

Aquí tampoco hay niños por las mañanas. Incluso yo misma procuro no salir mucho en horario escolar. Siempre viene la preguntita: ¿Qué no hay cole hoy? ¿que estás malito?
Entonces mis hijos me miran con estos ojos de ¿Qué les digo mamá, se lo podemos decir?
Según como lo dejamos en "teníamos visita con el médico" y ahora ya cada vez más simplemente decimos: no van al cole.
La mayoría entonces se calla en seguida como no saber procesar esta información, como si en su cerebro no cabe la respuesta de "no van al cole". Lo notas en la reacción que la única conclusión que la mayoría saca a la respuesta de "no van al cole" es: uy, gente rara, cambiamos de tema.
Aquí aún está medio "no reconocido" aunque cada vez vamos mejor y cada vez más hay gente que reacciona bien a nuestro "no van al cole". Pero sigue habiendo pocos o nada de niños por la mañana, bueno, y tampoco hay muchos por la tarde.......

Zinnia Muñoz dijo...

Bichos raros somos para muchos. A nosotros, como estamos metidos en el "mundo del arte" la gente nos ve como locos y nos tolera un poquito más esas 'impertinencias', además, los chicos casi siempre van acompañados por nosotros y eso está muy bien visto porque la mayoría de chicos salen solitos, sin ningún adulto a mano.

Entonces por allá en las tardes tampoco hay muchos chicos? Mmmm me quedé pensando que la verdad, por acá tampoco son muchos,los ve uno cuando llegan en el bus del cole y luego quedan "recluidos" en casa haciendo tareas. Que infancia más....uch!