martes, 6 de diciembre de 2011

La importancia de los niños en la familia

Hace ya mucho tiempo que publiqué una entrada sobre la adultización del mundo pensando a cerca la ausencia de niños en los espacios sociales cotidianos como la tienda, la calle, el parque.

Hoy quiero hablar de la adultización del mundo en las familias.

Es para mí curioso que muchas familias, tanto nucleares como extendidas, se centren en el mundo adulto negando y excluyendo a los niños de los planes, encuentros y celebraciones. De cuando acá esas costumbres? De cuando acá la necesidad de tener "espacios libres de niños"? Para la muestra la corriente del free child de algunos hoteles y restaurantes donde no se permite la entrada de niños, que a parte de ser excluyentes, son irrespetuosos y desproporcionados.

Hasta donde mi mente alcanza a recordar en mi familia los niños hacían parte viva de todos los planes, cumpleaños, paseos, quizás procuraban dejarnos fuera de los funerales por algunos agüeros y tradiciones. Y uno de niño tenía la ilusión de 'ser parte de'. El tiempo ha pasado, los que éramos niños hoy somos adultos, nos casamos y los niños son nuestros hijos.

Pero los tiempos cambian y parecen ponerse de moda espacios sociales y familiares donde los niños no son aceptados, y yo me pregunto, ¿dónde aprenderán los chicos el significado y desarrollo de este tipo de actividades si se dejan por fuera? ¿dónde queda la familia como un espacio de reproducción cultural si se excluyen los niños? Es frecuente que los niños en ciertas celebraciones participen solo como observadores, pero su presencia es necesaria, pues entonces quién hará y como harán en un futuro cuando 'ocupen' el lugar de sus padres? cuáles serán sus ejemplos y viviencias a partir de las cuales puedan construir y deconstruir estos espacios si su propia familia se los ha negado? quién o qué será el  modelo a seguir: las telenovelas, la televisión, los amigos, la publicidad....?

Recuerdo que de niña asistí a muchas de estas celebraciones, fui pajecita un par de veces... Matrimonios, cumpleaños, bautizos, primeras comuniones, eran motivos para juntarse... Aprendía uno las diferentes formas de vestirse para estas ocasiónes, a comportarse, a sertarse a una mesa llena de cubiertos, a ver la gente cómo se relacionaba, de qué manera consumían licor, veia a mis padres bailar solo en aquellas ocasiones...

Ritos de paso.... Son importantes en todas las culturas, cada cual tiene su forma muy particular de celebrarlos, hacen parte de la reproducción cultural, de la prolongación del ser y hacer como grupo humano.

Para muchas de las familias cercanas que educan en casa no hay una diferencia entre plan adulto y plan familiar porque TODOS los planes son familiares. Nos acostumbramos a asistir a espacios, manejar horarios y todo lo que sea necesario para que los niños sean siempre incluidos en el programa. Los niños nunca estorban, no son un limitante o algo no deseable. Nuestros hijos son maravillosos y hacen parte de ese todo llámese familia, sociedad, vida.

Y todo esto como reflexión a partir de la siguiente invitación "FAMILIAR" que me llegó (apúntese que el matrimonio se celebra a las 11am):
Hola Zinnia y Fabian,

Como estan? Espero muy bien.  Muy probablemente ya saben que me voy a casar y con este mensaje les quería dar la invitación a nuestro matrimonio. Sería genial que puedieran venir!  Porfa confirmenme tan pronto como puedan. Tambien les quería decir que le estoy pidiendo a mis familiares y amigos que vengan sin hijos para darle a la fiesta un caracter mas adulto y para maximizar la cantidad de amigos que puedan acompañarnos ese dia. De todas maneras, en el caso de ustedes si Iryna quisiera venir, tambien está muy invitada. 
los quiero mucho,
 Lo cual equivaldría a que nosotros hiciéramos una invitación como esta:

"Quiero invitarlos al cumpleaños de mi hijo. Por favor confírmenme pronto, ya que si ustedes no vienen puedo invitar más niños a la fiesta, que son más importantes para mi hijo y para mí que la familia propia. Mejor dicho, en tu caso concreto, ya que tú no tienes hijos, te cuento de la fiesta pero no estas invitado. Gracias!!" Jejejeje

16 comentarios:

Ana P. dijo...

Totalmente de acuerdo! yo también recibí una invitación similar, a un matrimonio, donde esperaban que Martín y yo pudiéramos asistir "en representación de nuestra hermosa familia de chiquitines".... ¿?
Yo creo que si me van a invitar sin niños a una celebración familiar, mejor sería que ni me invitaran, me ofendería mucho menos.
Pero esto que para nosotras es tan claro, no es así para todo el mundo.

paloma dijo...

¡¡¡Qué fuerte!!! Si, a mi también me ha pasado en ocasiones y me he quedado alucinada....Sin niños no vamos a ningún sitio.
Cuanto menos tiempo están con ellos, más les molestan....
Besitos para las dos. Muakkk

♥ meninheira ♥ dijo...

Hay gente que se casa y tiene hijos, otros, nos casamos y formamos una familia, esa es la gran diferencia.

Nosotros somos una familia y sin los niños no vamos a ningún sitio, lo más triste de todo es que por esa razón hemos perdido amistades y somos denostados por nuestra "familia".

Gracias por compartir Zinnia, un besiño a las tres
m*

Jann dijo...

Nunca lo había pensado como tu lo planteas... me dejas pensando.

pienso que en el caso especifico de esa invitación pues era a una hora adecuada para los niños, bueno no se que se les pase a ellos por la cabeza, pues evidentemente que los niños son un estorbo y pueden incomodar a la gente y estropear un poco la fiesta, no se.

Pero.. espero no me crucifiquen por que voy a decir pero hay niños que realmente no tienen idea alguna del respeto por los demas y pueden ser realmente una pesadilla, por supuestos los responsables de esto son los padres y también hay algunos adultos que son una pesadilla.

También quiero decir que hay planes que no son para niños, cuando se reunen parejas de amigos a tomar y los chinitos termina tirados en un sofa dumiendo de cualquier manera, eso es un irrespeto, nosotros también hemos sido excluidos por eso, por ejemplo en ese momento el plan claramente no es con niños.

la semana pasada nos invitaron a una salida en bus a recorrer algunos pueblos de boyacá y ver el alumbrado, por como estaba planteado era para que uno pudiera tomar como loco y parrandear, claro que la invitación va para todos, pero es apropiado para los niños?, cada familia lo define, para nosotros no, y pues no vamos.

Uno mismo se excluye de los planes que no considera apropiados para niños.

Volviendo a pensar en la invitación de tus familiares es como si los niños no tuvieran un lugar en la familia, pero si estorbaran,

Zinnia Muñoz dijo...

Como dices Anita, si nos van a invitar solos mejor que no nos inviten... La "familia" ya lo ha hecho en muchas otras oportunidades...

Hola Paloma! De acuerdo contigo

Si Meni querida, tienes mucha razón, nosotros formamos una familia y eso es muy diferente a solo procrear... Creo que ahí hay un punto muy importante.

Pues si Janneth que hay niños que no se saben comportar, lo chistoso del cuento es que quien se va a casar es un primo hermano que de pequeño era un total demonio que en todas las reuniones era un dolor de cabeza. Creo que ningun chico de la familia se ha protado TAN MAL de niño como él.

Y en cuanto a que hay planes para adultos... Si, y dónde hay mucho licor muchas cosas desagradables pueden pasar pero este no es el caso... Y como dices, en cuanto a comportamientos hay muchos adultos que se comportan peor que cualquier niño travieso. Y sí, creo que en especial mis hijos y los de mi hermano tristemente le estorban al resto de la familia...

Un abrazo a todas

bajo el diente de león dijo...

A mí me parece sencillamente muy fuerte, como a Paloma, y sobre todo tratándose de la invitación de un primo :S. Y si encima dices que de pequeño era un demonio...

Me he reído un rato con tu invitación ficticia, jejejeje.

Nosotros, si los niños no pueden ir, entrar, estar, etc. sencillamente no vamos. A mí todo esto me da mucha pena, la verdad, porque los niños, desde mi modo de ver las cosas, llevan alegría allí donde van, aunque sean niños, supuestamente, muy "traviesos"...

Gracias por esta reflexión, Zinnia. Un besito.

Silvia dijo...

Pues parece que hay unanimidad. Nosotros sin las hijas tampoco vamos a ningun sitio. De hecho, hace ya anios, estando mis suegros conmigo de visita en Houston, fuimos invitados a una boda y yo sin saber que era de postin, ja ja ja, tan pancha respondo en la invitacion 6 personas, la madre de la novia no me dijo nada hasta que me vio sola, y me dijo que la boda era para adultos y esperaba por familia dos personas maximo, eso era todo lo que daba. Todos fuimos a la iglesia, y nosotros no fuimos al banquete ninguno. Dos amigas muy queridas, fueron ellas con sus hijas mayores. Fue triste, ellas querian que las hijas, de entonces unos nueve o diez anios, vieran todo y fueran al salon a convivir y eso, pero mirandolo bien, si hubiera sido ellas, no hubiera ido punto. Es absurdo.
Espero que una vez padres cambien su mentalidad, pero si de esta mentalidad van hacia una vida en la que ambos padres alienados trabajan para tener mas medios materiales, y se endurecen el corazon dejando a los hijos en guarderias etc. no crecen disfrutando y aprendiendo a convivir con los hijos, y viven una fantasia pensando en que les dan CALIDAD? que es eso? Y el fin de semana dejan a los hijos tambien con otros para pasar tiempo de adultos, viviendo en un mundo irreal y alienado, sin ninios ni ancianos tampoco.
Me gustaria no alimentar a estos padres toda la semana, y el viernes darles un plato con un pedacito de carne de primera calidad, y un poquito de verdura organica, y decirles que ea, no es cantidad pero es calidad... a ver que les parece.

Hasta que el mundo no pare la mentira de que una mujer para contribuir a la sociedad ha de trabajar fuera del hogar por tantas horas, todo para volver a la casa y tener que de una u otra forma hacer el trabajo domestico, estaremos en una era no de progreso sino primitiva. El mundo solo mejorara cuando las mujeres, como en algunas sociedades y en algunos momentos en el pasado, podian desempeniar trabajos a la vez que amamantaban, cuidaban de los ninios, y los enseniaban en el hogar, y tenian diferentes trabajos segun sus edades. Y hasta que los hombres tampoco sean capaces de estar mas cercanos y presentes en el hogar, y podamos tambien mantener cerca a nuestros ancianos, seguiremos siendo cavernicolas con telefonos moviles o celulares y gruniendo idioteces y vomitando mensajes estupidos en nuestros telefonos, ipads y mas artilujios y redes sociales.

Zinnia Muñoz dijo...

Me alegra hacerte reir, Pilar, ;)

Tocas muchos puntos interesantes, Silvia, calidad y roles de género... Eso nos da de sobra para una entrada =)

Me gustaría conocer qué pasa por el corazón y por la mente de mi familia cuando hacen cosas como ésta... Sería muy grato saber qué piensan y sienten frente a este tema para conocerlos, porque de muchas cosas uno nunca se entera o se entera por terceros.

Los años han pasado y los acercamientos de adultos posiblemente no han sido los suficientes para fortalecer las relaciones familiares. Creo que sigo pegada a los afectos y al movimiento familiar de la infancia, cuando estaba mi abuela y las cosas eran diferentes y ella actuaba como centro de todo.

Gracias a todas!!

Marvan dijo...

Qué post más interesante Zinnia y también los comentarios.

la verdad que también aluciné con la invitación y me reí un rato con la tuya jajaja!

Es muy fuerte todo esto, pero tristemente es muy verdad y creo que se ve cada vez más y más. Los niños no están casi bienvenidos en ningún sitio. En muchos sitios te miran mal si vas con los niños y hay muy pocos adaptados a ellos. También muchos amigos nuestros no entendían que no queríamos pedir canguro para salir alguna noche un fin de semana. No nos hacía falta este tipo de escapadas. Estábamos bien en familia y ahora que ya son mayores tenemos algunos fines de semana "free" cuando están de Boy Scouts y realmente los echo de menos jajaja.

También pasa al revés, como dice Meni que hay familias que tienen niños y uno se pregunta ¿Porqué? ¿Porque toca?
Porque lo único que dicen es que los niños son un estorbo, que con los niños no se puede ir a ningún sitio y a ver si se espabilan solos ya para que ellos (los padres) puedan volver a hacer "su vida".

La verdad que es preocupante esta "adultización" del mundo. Incluso los niños tienen cada vez menos tiempo de ser niños.

Un tema muy interesante Zinnia, Gracias!

Por cierto ¿Qué hará esta pareja cuando tengan niños????? ¿¿O es que no piensen tener??

Zinnia Muñoz dijo...

No sé Marvan qué pensarán... Por el lado de la familia de mi padre (que es de la que estamos hablando), los únicos niños son los nietos de mis padres, los otros primos aunque casados casi todos, no han tenido hijos (mi madre llama a mis tíos abuelos estériles). Pero no sé si tendrán planes como padres y cuál será su idea de ser padres, como bien dice Silvia.

Ayer mi hermano decía que él prefería dejar a los niños y no llevarlos a este tipo de reuniones porque se aburrían y había que estar detrás de ellos (lo que de alguna manera significa que en estas cosas prefiere estar "tranquilo"... una opinión adultocéntica...), a lo que Iryna dijo, si, pero de todas formas son familia...

Esther dijo...

Fantástica reflexión, sí, es muy fuerte. En ésta familia también hemos percibido ese niñoappartheid, si puede decirse así.
A esa invitación si sustituimos la palabra niño por mujer o negro o gordo, y la palabra adulto por hombre, blanco o estético, por poner algún ejemplo... Pues ejem ¿Cómo sonaría esto?

¿Y en la tele? ¿Vemos algún niño integrado? ¿Dónde están los niños?

Zinnia Muñoz dijo...

Tienes mucha razón Esther, al cambiar la palabra la cosa se complejiza aun más porque pone en evidencia una clara exclusión y discriminación. ¿Por qué las personas autovalidan estas acciones con los niños?

Ester dijo...

Sería muy fuerte decir que no ven a los niños como personas, así que de momento respondería que porque han olvidado al niño que llevan (o llevaban dentro). Qué tristeza me da esto!

Zinnia Muñoz dijo...

Ayer mi hermano invitó a la novena a todos los primos y tíos, algunos han venido de muy lejos para asistir al matrimonio. Agradezco profundamente a los tíos y primos para quienes somos realmente parte de la familia, esos que se alegran de vernos, abrazan a mis niños, con quienes reímos y disfrutamos el es tar juntos. Los otros, pues simplemente no cuentan.

Gracias a aquella familia consanguínea que realmente es familia. De todo corazón, los queremos mucho.

welivelearning dijo...

Me ha gustado mucho tu escrito. Y lo de que los niños mejor no vengan es para plantearse muchas cosas y sobre todo nuestras amistades. A mi también me ha pasado algo similar. Amigas solteras con las que pensaba teníamos una fuerte y buena amista ha resultado no ser así cuando hay niños de por medio. Es que mis 3 hijos son mi ser también y donde yo voy van ellos.

gracias.

Zinnia Muñoz dijo...

Hola! Gracias por tu comentario. Si, cuando hay chicos de por medio de verdad que la relación o se fortalece o se desvanece. Caramba! Para algunos los niños son como uns "peste", y acaso no fueron ellos niños también? qué vivieron de pequeños para tomar una postura tan absurda frente a la vida? Hemos perdido mucho ese sentido de comunidad en que todos somos parte de ese grupo social que se complementa, que crece...

Un abrazo