lunes, 2 de mayo de 2011

Cotidianidad

Estoy atrasada con las entradas. Trataré de ponerme al día esta semana, y para comenzar unas fotos de nuestro día a día.

Una "casita" que construyeron los chiquitos. Me acordé de Marvan ;)

 Un vikingo con el gorro de su hermano mayor
 Un vestidito que cosí para Anuk. Comenzó siendo una camiseta con los retazos que me quedaron unas camisetas mías, y terminó convirtiéndose en esto. Tarán!
 Esta es mi favorita. Una foto tomada por Líam. Qué bella perspectiva!
 Y desde la cocina, unas tortillas de arroz y almidón de yuca (mi combinación favorita) con calabacín

9 comentarios:

Marvan dijo...

jajajaja!!! Las casitas!!! En medio del pasillo sí que van fatal hé!

Violeta dijo...

Cuántas cosas! que vida divertida y ajetraeda que tienes!! y las tortillas por favor! qué hambre que me dio!!

educandoenlacasa dijo...

Eres toda una diseñadora, ese vestido a quedado muy bonito. Ni que decir la modelo: top.

Zinnia Muñoz dijo...

Uy si Marvan, sólo me la aguante una tarde!

Hola Violeta. Pues las tortillas son con la cortesía de Janneth que olvidó su mercadito en mi casa y tocaba ser recursivos para que los chicos se lo comieran. Cuándo viajan?

Lo más chistoso Andreita es que solo pensé en ello cuando tuve enfrente los pedazos. Normalmente lo habría dibujado primero, esta vez fue muy espontáneo.

Abrazos

Ana P. dijo...

Hoy justamente tuve una de esas casitas instalada al lado de mi cama obstaculizando todo el paso, pero se la gozaron. Claro que la condición era desarmarla antes de irse a dormir.
Y el vestido está divino! es en franela? tienes fileteadora? Yo tengo una tela hace más de un año para hacerle una blusa a Adelaida con un modelo que bajé de internet, pero no sé por que no me animo... me da miedo dañarla, creo.
Un abrazote.

Zinnia Muñoz dijo...

Gracias Anita y sí, el vestido es de franela. Mi madre tiene fileteadora, yo no, pero igual no la uso. Se ven mejor los acabados en el revés de la prenda al filetear pero comen harto tiempo y la máquina es mañosita, así que solo la uso cuando de verdad verdad se necesita. La franela aguanta sin filetear. ¡Anímate! Como dice mi madre, si algo queda mal pues se modifica el modelo, jeje. Un abrazo.

Silvia dijo...

Qué hambre.... qué belleza de vestidito y modelo, qué otra belleza de niño, y qué casitas. Yo no tenía la cámara, pero las mías montaron su escondrijo en su armario y hasta durmieron en él. Chiquillos!

Zinnia Muñoz dijo...

Besos Silvia querida. Te extraño tanto en estos días que hasta soné contigo, haciendo qué? Pues hablando! qué más! Jejeje

Silvia dijo...

ja ja ja, oye conéctaos esta noche, no? Díselo a Ana, y a Greisi a ver si le mandamos un correo.

mira que me haces reir tanto